Los operadores de la nube transforman la industria de interconexión global

  • Noticias y Actualidad

Cable_Google_Grace-Hopper_1

En los últimos años las plataformas en la nube a hiperescala han crecido mucho en las principales ubicaciones del mercado de centros de datos, influyendo en el desarrollo de las redes de datos globales. Para satisfacer su creciente necesidad de ancho de banda los operadores se han involucrado aún más en la construcción de cables submarinos, mejorando su competitividad en el mercado digital e introduciendo cambios importantes en la industria de interconexión.

El progreso del mercado de servicios cloud es imparable y, para proporcionar estos servicios a la masa creciente de usuarios, los operadores hiperescala de la nube exigen cada vez más ancho de banda que pueda soportar el aumento constante de tráfico. En un principio, los gigantes del sector recurrían a las redes de interconexión existentes, pero desde hace varios años han comenzado a invertir en la construcción de sus propias redes para llegar a nuevos mercados sin depender del ancho de banda disponible en las redes públicas.

Así, gigantes tecnológicos como Google, Amazon, Microsoft, Facebook y muchos otros han ido construyendo sus propios cables submarinos, y asociándose con empresas de la industria para formar parte de redes intercontinentales de uso privado, ajenas al tráfico convencional de Internet. La intervención de estas compañías está trayendo muchos cambios al sector de interconexión u centros de datos, que gracias a la aportación de estas grandes empresas está logrando superar las limitaciones tecnológicas y presupuestarias que han lastrado el crecimiento del sector.

Ejemplos de ello se pueden encontrar en algunas de las principales infraestructuras que se han construido en los últimos años, como el cable Dunant, impulsado por Google, y otros similares, que están rompiendo las barreras de capacidad de transmisión. Esta gran empresa es una de las que más está invirtiendo en sus propios cables intercontinentales, pero otras están siguiendo su estela, lanzando numerosos proyectos de interconexión global que en los próximos años habrán cambiado profundamente la arquitectura de las redes mundiales.

Gracias a los hiperescaladores de la nube, en la próxima década se podrá incrementar la capacidad de interconexión global hasta superar los límites actuales. Su financiación se sumará a la de los operadores tradicionales de redes, lo que ayudará a desarrollar la tecnología de fibra óptica, multiplexación y otros sistemas vitales para las redes públicas y privadas. Y también contribuirán a mejorar los servicios de empresas globales de la industria de centros de datos, que buscan afianzarse en mercados por todo el mundo, dando acceso a las redes mundiales a sus clientes corporativos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology