La oferta de Huawei Marine para construir un cable en el Pacífico genera gran desconfianza

  • Noticias y Actualidad

fibra, conductos, cable

Las autoridades de Estados Unidos han emitido una alerta de seguridad sobre la empresa china Huawei Marine, que se ha ofrecido a tender los cables submarinos para un nuevo proyecto en la región de Micronesia. Afirman que los precios que propone esta empresa son muy bajos, y encierran riesgos de seguridad para las islas en las que se construirá esta infraestructura, lo que persigue seguir minando los intereses de China en la región.

La firma Huawei Marine está especializada en el tendido de cables submarinos para la conexión intercontinental, y recientemente ha realizado una oferta muy atractiva a los responsables del Proyecto de Conectividad Kiribati, respaldado por el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo. Este pretende construir un cable submarino para enlazar las remotas islas de Nauru y Kiribati, y los Estados Federados de Micronesia, un ambicioso proyecto que será la base del desarrollo económico y digital de la región.

Esto ha dado la excusa perfecta a Estados Unidos para alertar a los responsables del proyecto sobre los posibles riesgos de seguridad que supondría contratar los servicios de la empresa china, a la que acusan de colaborar con el gobierno y el ejército chino para espiar a otros países. Estas acusaciones forman parte de la estrategia de EEUU para minar los intereses del país asiático, con quien mantiene una guerra comercial que se está recrudeciendo, y no está claro que tengan verdadero fundamento.

Como explican desde Reuters, la agencia de noticias que ha publicado esta información, la empresa Huawei Marine ya no forma parte del gigante chino de las telecomunicaciones, de quien se separó oficialmente en 2019. Aunque también explican que actualmente es propiedad mayoritaria de otra empresa china, Hengtong, que al parecer sí estaría obligada a colaborar con los servicios de inteligencia y seguridad chinos.

Esta advertencia ha encontrado eco por parte de Taiwán, cuyo gobierno ha afirmado que China quiere monopolizar las redes de comunicaciones del Pacífico, con el fin de llevar construir una red de espionaje global. Y los gobiernos de otros países involucrados en este proyecto también han expresado s preocupación, aunque el gobierno de los Estados Federados de Micronesia ha dicho públicamente que están discutiendo esos temas de seguridad con los socios del proyecto, pero solo algunos están preocupados porque este proyecto pueda comprometer la seguridad de la región.

En cualquier caso, los Estados Unidos no parecen dispuestos a renunciar a su importante influencia en la región, algo que mantienen desde la segunda guerra mundial, y que han reforzado con acuerdos como el Pacto de Libre Asociación, que da importantes derechos dentro de Estados Unidos a los habitantes de ciertas regiones como las Islas Marshall y Palau, y que permite a EEUU hacerse cargo de la defensa de las islas, entre otras cosas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital.