Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las tecnológicas chinas se desligan de los proveedores de circuitos americanos

  • Noticias y Actualidad

Chip Procesador

En medio de la guerra comercial con Estados Unidos y ante las dificultades que ha impuesto la pandemia para el envío internacional de productos, la industria tecnológica china ha potenciado el mercado de los proveedores taiwaneses de circuitos integrados. Y se prevé que esta tendencia se establezca como la norma, ya que el gigante asiático tiene clara su intención de independizarse de los proveedores americanos.

A pesar de sus profundas diferencias políticas y económicas, las industrias tecnológicas china y norteamericana están íntimamente ligadas, ya que el país asiático concentra una parte importantísima de las fábricas de muchos proveedores tecnológicos, incluidos por supuesto los norteamericanos. Y, por su parte, Estados Unidos lidera el diseño de tecnologías avanzadas en campos como el de los semiconductores, con los principales fabricantes de procesadores y algunas de las firmas más innovadoras vinculadas a las tecnologías emergentes en campos como el de la memoria.

El conflicto entre ambas naciones se ha ido recrudeciendo en los últimos años, ya que la administración estadounidense ha iniciado una cruzada contra la economía china, lo que ha afectado profundamente a la industria tecnológica. Por su parte, China quiere desvincularse de los proveedores de tecnologías norteamericanos construyendo su propia cadena de suministro nacional, pero es un camino largo y complicado de llevar a cabo, por lo que se están apoyando en economías vecinas muy vinculadas a la tecnología, como es el caso de Taiwán.

Este pequeño país concentra una de las industrias de semiconductores más potentes del mundo, y a raíz del conflicto comercial entre China y Estados Unidos ha tenido momentos complicados en su relación con el gigante asiático. Por un lado, para mantener sus ganancias en el importante comercio con Norteamérica ha comenzado a trasladar sus fábricas afincadas en China pero, por otro, está reforzando sus relaciones con este país para seguir suministrando componentes fundamentales para la industria tecnológica China.

Así, las fundiciones de semiconductores taiwanesas están viendo un incremento de los pedidos por parte de clientes chinos, algo que se está intensificando con el efecto de la pandemia. Los expertos coinciden en que esto puede ser muy beneficioso para ambas partes, en detrimento claro está de las compañías norteamericanas, que podrían ver reducidos sus ingresos provenientes de sus clientes en China. Por lo pronto, los diseñadores de circuitos integrados de Taiwán están recibiendo un aluvión de pedidos del sector TI de China, que necesita componentes vitales para sus infraestructuras tecnológicas, como procesadores, memoria y chips de comunicaciones, entre otros.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.