Los chips de memoria serán fundamentales para los vehículos modernos

  • Noticias y Actualidad

Bosch_AIoT_3_Coche_Vehiculo

Los coches modernos incluyen nuevas tecnologías relacionadas con el mundo digital, aportando comunicaciones inalámbricas, servicios digitales y asistencia avanzada a la conducción, entre otras funcionalidades. Esto requiere capacidades informáticas respaldadas por diferentes chips, como los de memoria, cuyo mercado presenta grandes oportunidades de futuro para los fabricantes de semiconductores especializados en tecnologías de alta confiabilidad.

La industria de automoción está inmersa en una profunda transformación que está dando lugar a los vehículos conectados y eléctricos, dando pasos hacia la futura conducción autónoma. Esto implica enormes cambios en la tecnología integrada en los vehículos, y los fabricantes están ampliando las capacidades en el ámbito digital y de las telecomunicaciones, añadiendo multitud de sensores para monitorizar el entorno, sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS), comunicaciones inalámbricas y otros sistemas que requieren una infraestructura informática que les de soporte.

En el ámbito de la conducción los estándares de confiabilidad de la tecnología son generalmente superiores a los de la industria informática, por la necesidad de garantizar una conducción segura, y la industria de semiconductores está aportando soluciones específicas para el sector que están generando un mercado floreciente. Entre ellas está la memoria para automoción, cuyo mercado podría ver un crecimiento interanual (CAGR) del 20% entre 2021 y 2027. Así lo creen los expertos de Yole Group, que en su último informe sobre este sector anticipan una larga época de crecimiento para los fabricantes de memoria para automoción.

En su informe destacan que en 2021 el mercado alcanzó un valor de 4.300 millones de dólares, acaparando solo un 2,6% de las ventas globales, pero esta cifra relativamente pequeña se multiplicará en los próximos años. Los impulsores de ventas en este tiempo serán la adición de cabinas digitales a los coches y las aplicaciones ADAS y AD, que requerirán chips NOR Flash, DRAM y NAND flash adaptados a los requisitos de la industria automotriz.

Según las investigaciones realizadas por Yole Group, actualmente el mercado está dominado por el fabricante Micron, que tienen una participación del 45% en las ventas totales. El segundo puesto es para Samsung, con un 13%, aproximadamente, y después están otras firmas como Infineon Technologies, Kioxia, SK Hynix e ISSI, todas ellas con una cuota del 7% o menos.

A nivel de tecnologías, las memorias NAND Flash y DRAM dominan el mercado actualmente, con una participación del 39% y del 41%, respectivamente. Por su parte, la memoria NOR flash representa alrededor del 15%, dado que no se emplean tantos chips de este tipo para los sistemas digitales integrados actualmente en los vehículos. La principal finalidad de la memoria para automoción es dar soporte a los sistemas de infoentretenimiento y comunicaciones integrados en la cabina de los vehículos, de forma análoga a como lo hacen en los dispositivos móviles.

Tradicionalmente se ha recurrido a la memoria NOR flash para los primeros sistemas de este tipo, pero su evolución está llevando a una adopción cada vez mayor de NAND y DRAM, que podrían acabar desbancando a la memoria NOR, o relegándola a unas pocas funciones muy específicas.

La segunda aplicación que está impulsando la instalación de chips de memoria en los vehículos es la asistencia a la conducción a través de nuevos sistemas ADAS y AD, que en 2021 generaron el 24% de los ingresos del mercado de memoria para automoción. Hasta ahora, la mayoría de estos sistemas recurrían a combinaciones de DRAM y NOR flash, con algunos componentes de tipo NAND Flash SLC para sensores inteligentes.

Los investigadores de Yole pronostican que el mayor crecimiento del mercado de memoria para automoción en los próximos años serán precisamente los sistemas de asistencia a la conducción modernos, y se espera que los chips NAND Flash SLC vean un crecimiento de ventas superior al de las otras categorías. Por otro lado, las memorias EEPROM y NOR Flash seguirán teniendo aplicaciones relacionadas con el tren motriz, el chasis y la seguridad, la carrocería y el confort.

De cara al futuro, se prevé que la cabina digital seguirá siendo el mayor consumidor de memoria, pero ADAS y AD podrían aumentar su participación en las ventas hasta el 36%. Y los expertos creen que para 2027 los chips DRAM y NAND Flash acapararán el 90% de los ingresos del mercado de memoria para automoción.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.