Una empresa francesa construirá el primer centro de datos flotante europeo

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

Siguiendo los pasos de otras empresas, una startup francesa ha creado su propio concepto de centro de datos flotante, y acaba de anunciar planes para construir la primera instalación el próximo año. Este proyecto sería el primero de esta naturaleza realizado por una empresa europea, y pretende ofrecer una alternativa viable a los centros de datos convencionales, aprovechando el enfriamiento por agua para reducir el consumo de energía y la huella de carbono.

La startup Francesa Denv-R es la primera empresa europea en desarrollar su propio concepto de centro de datos flotante, con el que proporcionaría una forma innovadora de alojar y operar infraestructura informática, aprovechando los cauces fluviales. Los creadores de esta firma, afincada en la escuela de ingeniería IMT Atlantique de Nantes, prometen que sus centros de datos flotantes generarán un consumo mucho menor de energía que los datacenter convencionales, ayudando a reducir las emisiones de CO2.

Para demostrar su capacidad han planeado la construcción de su primer centro de datos en el río Loira, junto a la isla Quai Wilson, en la propia Nantes, que estaría listo para su botadura en junio del año que viene. El concepto que proponen es claramente similar al de los precursores en este campo, la empresa estadounidense Nautilus, que ya ha logrado desplegar dos centros de datos flotantes, uno en Limerick (Irlanda) y otro en California.

Pero el diseño creado por la startup francesa contempla la construcción de módulos de menor tamaño, centrándose en su ubicación en ríos urbanos, un concepto que podría encontrar un hueco en muchas ciudades importantes de Europa. Además, su sistema se basa en la circulación de agua de forma pasiva, evitando el uso de bombas para impulsar el agua que enfriaría los equipos.

Por lo que han desvelado de este primer proyecto, tendrá una potencia de 200 kilovatios en una estructura de unos 10 metros de largo por 8 metros de ancho y 3 metros de alto, dimensiones más contenidas que las vistas hasta ahora en los demás centros de datos flotantes.

Aunque no se han publicado todos los detalles sobre cómo será el diseño final, sus creadores parecen apostar por la generación de energía solar y eólica, como muestran las escasas imágenes que muestran en su web. Pero cabe suponer que este tipo de generadores probablemente serán para alimentar los sistemas auxiliares, ya que parece poco probable que en un tamaño tan reducido puedan dar energía a los servidores.

En un reciente artículo publicado por un medio francés, Vincent Le Breton, CEO de la compañía, y Maxime Rozier, su CTO, explican que van a “recuperar el agua fría de un río para bajar la temperatura del centro de datos a través de un sistema de circuito cerrado. Sin bombear agua y sin otro aire acondicionado”. Por otro lado, su enfoque en la sostenibilidad va un poco más allá, y aseguran que las estructuras serán construidas con acero reciclado. También afirman que el coste de construir este tipo de centros de datos será muy inferior al de las instalaciones convencionales, y que su despliegue se puede hacer de forma más rápida.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.