Los centros de datos flotantes quieren ofrecer un modelo de TI más sostenible

  • Noticias y Actualidad

Nautilus Datacenter Flotante

Menos de un año después de finalizar la construcción del primer centro de datos flotante de la empresa Nautilus, en California, sus responsables afirman haber alcanzado sus objetivos en materia de rendimiento y sostenibilidad. Etas instalaciones emplean un sistema de enfriamiento que no requiere agua potable y consume menos energía que los centros de datos convencionales, y esperan ampliar sus instalaciones en otras regiones costeras en el futuro.

A mediados de 2020 la empresa Nautilus terminó de construir un novedoso centro de datos flotante en el puerto de la localidad californiana de Stockton, basado en un diseño que pretendía concentrar una gran potencia de TI en poco espacio, empleando un sistema de enfriamiento un 70% más eficiente, que permite ahorrar un 30% de energía. Además, no consume agua potable, sino agua de mar, lo que reduce el impacto ambiental de forma notable. La idea es similar a la que desarrolló Microsoft con su Proyecto Natick, pero en lugar de sumergir el centro de datos, este se instala en una plataforma flotante.

Esto tiene una serie de ventajas fundamentales, sobre todo que se puede trabajar físicamente con los equipos, como en un centro de datos convencional, lo que permite llevar a cabo el mantenimiento sin dificultades adicionales, como sí ocurre con los centros de datos submarinos. A su vez, este formato de centro de datos es más fácil de operar y escalar, y permite ofrecer servicios en zonas costeras alejadas de los grandes campus de centros de datos. Pero hasta ahora estas capacidades solo se habían planteado sobre el papel, y el centro de datos Stockton-1 se construyó para probar la validez de este planteamiento.

Según un comunicado emitido esta semana por la compañía, este primer proyecto ha demostrado su valía con creces, proporcionando servicios de TI de alto rendimiento y la máxima eficiencia energética. Todo ello con un sistema de refrigeración por agua que sus creadores califican como de “impacto cero”, ya que no consume agua potable, no usa refrigerantes, no requiere un tratamiento químico previo del agua, no genera aguas residuales y no perjudica a la vida silvestre.

El congresista californiano Jerry McNerney se ha mostrado muy satisfecho con el desempeño de estas instalaciones desde su puesta en marcha el verano pasado, y ha agradecido que “Nautilus haya reconocido el potencial y los recursos sin explotar en nuestra región, y que hayan elegido el puerto de Stockton para el sitio de su nuevo centro de datos. La infraestructura digital sostenible de Nautilus es otro ejemplo más de la innovación que tiene lugar aquí en Stockton, y espero que más empresas vean los beneficios de invertir en nuestra comunidad y región”.

Sus creadores explican que la tecnología de refrigeración que utilizan permite la computación de alta densidad a más de 100 Kilovatios por rack, lo que abre la posibilidad de ejecutar aplicaciones de alto rendimiento como las basadas en inteligencia artificial o aprendizaje automático. Esto permite respaldar innovaciones como la educación y el trabajo remoto, la telemedicina, las Smart Cities, las redes de datos inteligentes, el transporte conectado o la fabricación inteligente, que en los próximos años se expandirán a nuevos ámbitos.

Y, con este tipo de infraestructura se puede dotar a poblaciones de totos los tamaños de una infraestructura TI perimetral de nueva generación, que tiene el potencial de impulsar la digitalización en localidades remotas situadas en la costa, de una forma sostenible. Y por ello esta compañía ha desarrollado su propuesta de centro de datos siguiendo las regulaciones medioambientales vigentes en todo Estados Unidos y en California, en particular. Aunque afirman que se pueden modificar los parámetros para adaptarse a las regulaciones más estrictas de otras regiones.

En palabras de James Connaughton, CEO de Nautilus, “el sector de centros de datos en rápido crecimiento está en camino de volverse completamente insostenible. Nautilus puede revertir eso. Nuestro objetivo es transformar el sector de los centros de datos en uno que tenga un rendimiento superior, sea mucho más sostenible, rápido y equitativo para servir a las comunidades, el gobierno y las empresas a nivel mundial. Queremos que esta tecnología esté lo más disponible posible para ayudar de manera sostenible a cerrar la brecha digital y mejorar la vida de las personas en todo el mundo”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology