Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los datacenter flotantes de Nautilus en California también tienen dificultades

  • Noticias y Actualidad

Nautilus Data Center

La compañía responsable del concepto de centros de datos flotantes, refrigerados por agua de mar, está encontrando oposición en sus diferentes proyectos. Mientras su proyecto en Irlanda tiene en contra a una agrupación de negocios locales, los que está desarrollando en su California natal también se enfrentan a dificultades completarse.

El concepto de centros de datos flotantes, desarrollado por la empresa californiana Nautilus, tiene un componente ecológico importante. En las barcazas que contienen los equipos informáticos, y que se ubican en diferentes entornos portuarios, el sistema de enfriamiento emplea el agua circundante para bajar la temperatura de los servidores, y retorna al mar. Gracias a esto se eliminan las emisiones de calor, gases y otros residuos al medio ambiente, aunque sí se vierte el agua caliente de nuevo a medio natural.

Aunque este sistema no añade ningún tóxico al agua, si puede aumentar la temperatura del mar cerca de las barcazas, lo que está preocupando cada vez más a las autoridades californianas responsables de aprobar los permisos oficiales para que estos proyectos puedan llevarse a cabo. Concretamente, uno de los consejeros implicados en la aprobación del centro de datos planificado en la antigua Estación Aérea y Naval de Alameda, Jim Odie, afirma que la temperatura del agua cerca de donde se vierte el agua residual del sistema de enfriamiento de estos centros de datos podría alcanzar cuatro grados Fahrenheit por encima de la temperatura normal.

Mientras tanto, los responsables de la empresa Nautilus afirman que esta diferencia sería mucho menor, y que se difuminaría rápidamente al alejarse de la barcaza que contiene los equipos. Además, hacen hincapié en la importante reducción de emisiones contaminantes que supone este concepto de centro de datos. En declaraciones recientes, Jim Connaughton, CEO de Nautilus, dijo que su sistema de enfriamiento sólo generaría un incremento de una décima de grado, y algo que se convierte en imperceptible en el entorno de la bahía donde se ubicará el centro de datos. Además, afirmó que su sistema tiene una certificación medioambiental mejor que la de los sistemas tradicionales.

Concretamente, dijo que “Los centros de datos de hoy utilizan aire acondicionado, que consume grandes cantidades de energía, grandes cantidades de agua potable pública, genera aguas residuales y produce una gran cantidad de químicos de gases de efecto invernadero”. Y señaló que ellos solo “toman prestada” el agua, y la devuelven al medio con solo un ligero cambio de temperatura.

A pesar de la oposición, el grupo de cuatro consejeros responsables de valorar las licitaciones de estos proyectos han aprobado de forma preliminar la construcción del centro de datos de Alameda, y han dado el visto bueno final a una instalación similar en Stockton, también en el Estado de California.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.