Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Tendrán futuro los centros de datos submarinos?

  • Noticias y Actualidad

Microsoft_Project_Natick

Al menos, eso opina el CEO de Microsoft, Satya Nadella, que prevé un futuro interesante para los centros de datos subacuáticos desarrollados por el proyecto Natick de la compañía. Aprovechando las ventajas que proporciona el mar para el enfriamiento, y que su ubicación puede ser ventajosa para las empresas afincadas en la costa, prevé que estas instalaciones tendrán un futuro en la estrategia de su empresa.

En junio de este año, Microsoft puso en marcha la segunda fase de su proyecto Natick, sumergiendo un pequeño centro de datos totalmente funcional en las costas de Escocia. El primero se desplegó en California en 2015, y por entonces era sólo un experimento. La idea era construir un datacenter submarino autónomo, capaz de dar servicio de datos de forma continuada sin necesidad de un mantenimiento frecuente, que además se basaría en la ecología, tanto para la alimentación como para la refrigeración de los sistemas. Partiendo de la base de que más de la mitad de la población mundial vive a menos de 120 millas de la costa, donde se concentran muchas de las grandes ciudades y centros de negocio, Microsoft vio un importante potencial en el diseño de unas instalaciones que aprovechasen las ventajas que puede proporcionar el mar para el enfriamiento.

Hasta ahora se trataba de un proyecto piloto para ver las posibilidades de este nuevo concepto de datacenter, pero voces autorizadas de la compañía ven un verdadero futuro para este proyecto. Christian Belady, Director de Arquitectura y Estrategia de Infraestructura cloud de Microsoft, dijo: “Los centros de datos autosuficientes de energía podrían implementarse en cualquier lugar dentro del alcance de un cable de datos, llevando los servicios cloud de Azure, por ejemplo, a regiones del mundo con electricidad no confiable, y eliminando la necesidad de costosos generadores de respaldo en caso de fallas en la red eléctrica”. Añadió que su visión es poder implementar esta tecnología rápidamente en cualquier lugar del planeta, respondiendo rápidamente a las necesidades de los clientes.

Este “pequeño centro de datos” tiene unas dimensiones similares a las de un contenedor de transporte marítimo, incluye 12 racks con 864 servidores, con una potencia de unos 250 Kilovatios, y cuenta con un sistema de refrigeración líquida por agua marina, que transfiere el calor al entorno circundante. Se construyó para funcionar durante cinco años, pero se trata del proyecto piloto de una nueva clase de infraestructura de almacenamiento y procesamiento de datos que podría constituir una nueva línea de negocio para Microsoft, y para otras compañías que exploren este terreno. En este sentido, el CEO de la compañía, Satya Nadella, dijo en la conferencia Microsoft Future Decoded que este proyecto podría llevarse a muchos otros lugares por todo el mundo. Afirmó que: “Dado que el 50 por ciento de la población mundial vive cerca de cuerpos de agua, creemos que esta es la forma en que queremos pensar en las futuras regiones de los centros de datos y la expansión”.

Además, incidió en lo fácil que sería desplegar este tipo de soluciones, diciendo que la construcción fue sencilla y que todo el proceso de despliegue llevó solo 90 días. Remarcó que se trata de una solución autónoma y sostenible, impulsada por energía eólica. Y centra especialmente las posibilidades de futuro de los centros de datos submarinos para los futuros despliegues de computación en el borde (EDGE), que impulsarán las operaciones de las empresas en multitud de sectores. A este respecto, Nadella dijo que: “Lo más interesante que está sucediendo en la nube está en el borde. A medida que aumenta la potencia informática en el mundo, necesita ir al lugar donde se generan los datos”. Esto abre las puertas a que los centros de datos subacuáticos como el creado por el proyecto Natick puedan conquistar numerosos mercados de computación EDGE en regiones cercanas al mar o a las grandes masas de agua continentales. De hecho, Microsoft ya tenía en mente probar un despliegue de estos módulos para crear una granja de servidores submarina con capacidad para 20 megavatios o más.

Estas declaraciones del CEO de Microsoft abren las puertas a que la compañía destine más recursos para el futuro desarrollo de una línea de negocios basada en este concepto de centro de datos. Y, considerando la tendencia de muchos operadores hacia las soluciones datacenter ecológicas, cabe esperar que otras compañías exploren este territorio en el futuro.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.