Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cámaras submarinas permiten ver el datacenter sumergido de Microsoft

  • Noticias y Actualidad

Microsoft

El centro de datos que Microsoft sumergió en junio frente a las costas de Escocia ahora cuenta con dos cámaras submarinas que muestran al público el entorno subacuático circundante, para comprobar cómo se encuentra la vida marina que rodea las instalaciones.

El Project Natick de Microsoft estudia la viabilidad de un nuevo modelo de centros de datos submarinos, que aprovechan las propiedades del agua del mar para sus sistemas de refrigeración, y que se alimentan mediante fuentes de energía renovable. El pasado junio, la compañía sumergió el primer centro de datos completo de este proyecto frente a las costas de Orkney, en Escocia, unas instalaciones que albergan 864 servidores y 27,6 Petabytes de almacenamiento, encerradas en una estructura estanca de forma cilíndrica, anclada al fondo marino. El objetivo de Microsoft es construir centros de datos prefabricados que ofrezcan servicios de baja latencia y elevado rendimiento a regiones situadas cerca del mar, y con un tiempo de despliegue de tan solo 90 días desde que salen de la fábrica hasta que se pongan en marcha. Por ahora, la alimentación de este modelo de centro de datos prefabricado proviene de centrales de energías renovables cercanas, situadas en tierra, pero Microsoft quiere desarrollar un sistema que aproveche la fuerza del mar para crear la electricidad que requieren las instalaciones. De esta forma, la única conexión que existiría con tierra sería el cable de datos que comunicaría con la red de Internet.

Sus creadores han determinado que este centro de datos será capaz de funcionar durante cinco años seguidos sin necesidad de mantenimiento, pero en esta fase del proyecto pretenden mantenerlo durante 12 meses. En este tiempo se van a dedicar a monitorizar tanto su funcionamiento como su efecto en el medio marino, empleando multitud de tecnologías de monitorización, entre ellas dos nuevas cámaras que acaban de instalar. Estas imágenes son de acceso público y se pueden ver a través de este enlace. Este sistema muestra cómo la vida parece continuar sin problemas alrededor de la cubierta estanca del centro de datos, donde infinidad de peces parecen sentirse a gusto cerca de este gran objeto metálico. Pero para conocer el verdadero impacto de esta tecnología en el medio natural será necesario analizar, entre otros factores, las posibles variaciones de temperatura del agua, algo que afecta de forma drástica al medio ambiente subacuático. En cualquier caso, la iniciativa de Microsoft de instalar estas cámaras está teniendo buena acogida en general, y cabe esperar que con el paso del tiempo proporcionen otras herramientas para que el público esté más al tanto del estado de Project Natick.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.