Irlanda quiere bloquear el suministro eléctrico proveniente de gas a los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

Se acaba de conocer que el Ministro de Clima de Irlanda instó al proveedor de gas natural del país a que no proporcione servicio a centros de datos que dependan exclusivamente del gas para el suministro eléctrico. Con ello quiere eliminar la posibilidad de que esta industria siga impulsando el uso de esta fuente de energía como alternativa a la saturada red eléctrica del país.

El gobierno de Irlanda quiere acabar con las industrias que se alimentan de energía proveniente del gas natural, como parte de su plan para alcanzar los objetivos de sostenibilidad, y una de ellas es la de centros de datos. Recientemente se ha hecho pública una carta que envió a mediados de año el Ministro de Clima del país, Eamon Ryan, a Gas Network Ireland (GNI). En ella solicitaba que no proporcionasen conexiones a los centros de datos que se alimentan exclusivamente de gas natural para generar la energía que consumen sus instalaciones.

Esta instrucción está alineada con la política de descarbonización de Irlanda, y como parte de ella el gobierno pretende acabar con los centros de datos que emplean exclusivamente fuentes de energía basadas en combustibles fósiles para satisfacer sus necesidades. Su objetivo es lograr que se integren completamente en la red eléctrica del país, pero esta presenta grandes problemas de disponibilidad, y sus gestores ya han alertado en repetidas ocasiones de que se podrían producir cortes en el suministro como consecuencia del elevado consumo de los nuevos centros de datos.

Aunque el país ha bloqueado importantes proyectos de nueva construcción, si estos centros de datos alimentados por combustión de gas se suman a la lista los problemas podrían agravarse. Según el medio RTE, que ha hecho pública esta información, no está claro cuantos centros de datos del país se nutren exclusivamente de gas natural, pero el gobierno quiere acabar con cualquier posibilidad de que surjan nuevas instalaciones que sigan esta política, o que encuentren formas de eludir el abandono de los combustibles fósiles.

En cualquier caso, GNI tiene potestad para suministrar gas a terceros a su discreción, según las leyes actuales, por lo que el gobierno tendría que modificarlas para poder limitar las actividades de los centros de datos que se alimentan de gas natural. Por el momento, la intervención del Ministro ha logrado paralizar las nuevas conexiones, pero no está claro que surta el efecto deseado a largo plazo. Otros políticos importantes del país están alineándose con esta propuesta, pero se requerirán acciones legislativas y políticas contundentes para lograr sus objetivos.

Mientras tanto, el país en su conjunto enfrenta una crisis energética creciente, a medida que el gobierno se esfuerza por abandonar las fuentes de energía contaminantes en favor de las renovables, lo que podría tener un impacto de amplio alcance en el sector industrial en su conjunto. Los centros de datos son uno de los sectores afectados, y en los últimos años se ya han pospuesto o cancelado numerosos proyectos importantes para construir instalaciones en el país, lo que está poniendo trabas al desarrollo digital de Irlanda, un país que durante años se ha esforzado por atraer a las empresas tecnológicas mediante reducción de impuestos y otros incentivos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.