El gasto en infraestructura de almacenamiento y computación en la nube seguirá creciendo este año

  • Noticias y Actualidad

crecimiento-nube

A pesar de las dificultades de la economía mundial, el gasto en infraestructura de computación y almacenamiento en la nube sigue creciendo, y en el segundo trimestre de 2022 se produjo un aumento inesperado. Los expertos creen que este año se cerrará con un progreso aún mayor que el año pasado, gracias al nuevo ciclo de actualización de infraestructura de los proveedores cloud, el aumento de precios y el cumplimiento de pedidos atrasados.

El mercado de infraestructura de computación y almacenamiento destinado a implementaciones en la nube ha crecido considerablemente en la primera mitad de 2022, registrando un aumento excepcional del gasto en el segundo trimestre, cuando aumentó un 22,4% interanual hasta 22.600 millones de dólares.

Estas cifras provienen del último informe trimestral de la consultora IDC, en el que los investigadores destacan cómo el gasto en infraestructura en la nube sigue ganando presencia frente al de infraestructura que no es de la nube. Aunque este segmento también ha visto un crecimiento del 15,2% interanual en el segundo trimestre, alcanzando 17.300 millones.

En general, este crecimiento inusual se ha debido al nuevo ciclo de actualización de infraestructura, el aumento de precios, el cumplimiento con los pedidos atrasados de trimestres anteriores y la anticipación de pedidos de muchos clientes en previsión de futuras complicaciones. En este tiempo el gasto en infraestructura de nube compartida creció un 18,9% interanual hasta 15.600 millones, y se espera que este segmento siga creciendo hasta superar por sí solo al de infraestructura fuera de la nube en 2023.

Mientras tanto, el gasto en infraestructura de nube dedicada creció un impresionante 30,1% en el segundo trimestre del año, alcanzando 7.000 millones de dólares. De ellos, el 46,3% correspondió a implementaciones en las instalaciones del cliente.

De cara al resto del año, IDC pronostica que el gasto en infraestructura de computación y almacenamiento en la nube crecerá un 17% con respecto a 2021, llegando a unos 88.900 millones de dólares, un aumento muy superior al 10% del año pasado. Por su parte, el gasto en infraestructura no de la nube aumentará solo un 6,1% interanual (66.400 millones). Los analistas pronostican que el gasto en infraestructura de nube compartida aumentará un 15,1% hasta 66.100 millones en todo 2022, mientras que el gasto en infraestructura de nube dedicada crecerá un 21,4% hasta totalizar 27.900 millones de dólares.

Crecimiento en todos los segmentos de clientes

Durante el segundo trimestre de 2022, los proveedores de servicios cloud sumaron un gasto de 22.600 millones, un 19,7% más que en el mismo período de 2021, y representando el 56,7% del total. Los proveedores que no son de servicios, como las empresas o los gobiernos, también incrementaron el gasto en infraestructura de la nube en un 18,5%, alcanzando un nuevo récord de crecimiento. Esto se debió a las fuertes inversiones en la implementación de nubes dedicadas. De cara al resto del año, IDC espera que el gasto de los proveedores de servicios en computación y almacenamiento aumentará un 13,9% en todo 2022, alcanzando unos 88.300 millones de dólares.

El gasto aumenta en casi todos los mercados

La investigación de IDC revela que el gasto en computación y almacenamiento en la nube ha aumentado en todas las regiones, excepto en Europa Central y del Este (CEE), donde se produjo un descenso del 42,9% en el segundo trimestre del año. Mientras tanto, en Medio Oriente y África (MEA) aumentó un 41,6%, en Asia Pacífico, excepto Japón y China (APeCJ) un 40%, y en el resto de regiones el mercado creció a tasas superiores al 25%.

Los analistas de IDC prevén que en todo 2022 el crecimiento continuará en todas las regiones, excepto CEE, y destacan que en APeCJ, MEA y Europa Occidental podría crecer entre un 20% y un 25% con respecto al año pasado.

Buenas previsiones a largo plazo

Analizando las tendencias de mercado más allá de 2022, los investigadores de IDC pronostican que el gasto en infraestructura en la nube podría aumentar a una CAGR del 12% entre 2021 y 2026, pudiendo llegar a 134.000 millones de dólares para final del período. Para entonces, representaría alrededor del 67,9% de todo el mercado mundial de infraestructura de computación y almacenamiento.

Cabe destacar que el segmento de infraestructura de nube compartida probablemente crecerá a una CAGR del 12,7% hasta 2026, logrando representar el 71,9% de todo el gasto en infraestructura en la nube. Mientras tanto, la TI para la nube dedicada crecerá a una CAGR del 10,4% hasta alcanzar 37.700 millones de dólares, y la infraestructura fuera de la nube crecerá a una CAGR de solo el 0,2% en este período, llegando hasta unos 63.400 millones de dólares en 2026. Finalmente, IDC prevé que el gasto de los proveedores de servicios aumentará a una CAGR del 10,9%, llegando a unos 130.000 millones de dólares en 2026.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.