El mercado datacenter de Asia Pacífico crece rápidamente en nuevas ubicaciones

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_apc

El mercado datacenter de Asia Pacífico va a crecer más rápido que el resto en los próximos años, acompañando a la transformación digital en muchos países de la región. Esto está generando grandes expectativas y las empresas del sector están acelerando la inversión en nuevas instalaciones para no perder la oportunidad. Sus esfuerzos se están concentrando en ciertas ubicaciones que están llamadas a convertirse en los principales núcleos de centros de datos de APAC, especialmente Tokio, Sídney y Seúl.

La digitalización de la sociedad, el gobierno y las empresas en Asia Pacífico está adquiriendo velocidad de crucero y el soporte básico de las nuevas tecnologías, que son los centros de datos, están anticipándose al gran aumento de demanda previsto para los próximos años. Esto ha hecho que el mercado datacenter de APAC sea el que muestra mejores perspectivas de crecimiento a medio y largo plazo, generando grandes oportunidades para los operadores locales y extranjeros, que no quieren perder la oportunidad de posicionarse con fuerza en la región.

Pero algunas de las ubicaciones que tradicionalmente han liderado el sector en Asia Pacífico presentan serios problemas que están impidiendo que el sector crezca como debería, por ejemplo, la falta de disponibilidad de espacio o de suministro de energía para garantizar las operaciones en los centros de datos. Esto está permitiendo que otras localizaciones ganen fuerza en el mercado, y desde comienzos de año ya se han visto algunos indicadores de esta transición.

Un estudio realizado por el asesor inmobiliario Knight Frank en colaboración con DC Byte revela en el primer trimestre de 2022 la capacidad operativa de centros de datos en Asia Pacífico aumentó en unos 488 megavatios, y las nuevas implementaciones se concentraron sobre todo en Tokio, Sídney y Seúl. Estos mercados corresponden a algunos de los países más ricos de la región, donde además la industria no está teniendo tantos problemas para expandirse.

En total, APAC cuenta con una capacidad de más de 8.700 megavatios, y la absorción de capacidad ha aumentado en otros 203 megavatios en el primer trimestre de 2022, sobre todo gracias a la contribución de los proveedores de servicios en la nube pública. Esto es casi el doble que la absorción de 127 megavatios del primer trimestre de 2021. Entre todas las ubicaciones principales del sector Tokio ha mostrado el mayor crecimiento de capacidad en los primeros meses de este año, logrando casi tres cuartas partes de la capacidad absorbida en todo 2021.

En el caso de Sídney, en estos tres primeros meses se han añadido 144 megavatios de capacidad de centros de datos, logrando superar por primera vez el gigavatio de potencia en el suministro total. Esto se ha debido a la apertura de varias instalaciones importantes, que han permitido alcanzar un crecimiento de capacidad comparable al de todo 2021. Por su parte, Seúl ha asistido a un crecimiento de 136 megavatios, similar al registrado en el segundo trimestre del año pasado, cuando se alcanzó el nivel más alto durante los tres años anteriores.

En contraposición al comportamiento que están mostrando estas tres ciudades, otras ubicaciones clave del sector han visto una reducción de la actividad, como es el caso de Singapur. La moratoria impuesta al crecimiento del sector en 2019 ha minado el desarrollo de la industria, aunque los expertos esperan que la situación se revierta en los próximos años. Hong Kong también ha visto reducida la actividad en el sector datacenter, aunque en este caso se debe sobre todo al impacto de los nuevos brotes de Covid en el país.

Aunque Adeline Liew, líder de centros de datos de Knight Frank para APAC, señala que “si bien una nueva ola de infecciones por Covid-19 puede haber obstaculizado el desarrollo de los centros de datos en los mercados de la Gran China este último trimestre, en general, la pandemia ha sido una gran ayuda para la demanda de centros de datos en la región. Ha llevado a un tremendo aumento tanto en el apetito por la nube, debido al cambio al trabajo híbrido, como a un aumento en la penetración general de Internet”. Opina que esta tendencia está impulsando el interés en varios mercados de Asia Pacífico, que va más allá de los mercados tradicionalmente más fuertes.

Por su parte, Ben Stirk, codirector de los centros de datos globales de Knight Frank, dice que, a pesar de problemas como las tensiones geopolíticas y el aumento de la inflación, el mercado de centros de datos de Asia Pacífico seguirá creciendo de forma destacada en los próximos años. En su opinión, “los fundamentos respaldan esta trayectoria, siendo Asia el continente más poblado y una región donde la transformación digital se está moviendo a un ritmo acelerado”.

Está convencido de que existe un tremendo potencial de crecimiento a hiperescala respaldado por la demanda interna”. Y concluye diciendo que “esto, combinado con la continua reapertura de las economías y la relajación de las regulaciones restrictivas, significa que en el futuro se puede esperar un mayor crecimiento por encima de la tendencia”.