El crecimiento de los ingresos de semiconductores se moderará en 2022

  • Noticias y Actualidad

Fundicion semiconductor - GlobalFoundries

Después de varios años de aumento de ingresos a consecuencia de la incesante demanda el mercado mundial de semiconductores está moderando su crecimiento en 2022. En los últimos meses los expertos de Gartner han detectado un cambio de tendencia y acaban de cambiar sus previsiones de crecimiento para este año, pasado de un aumento de ingresos del 13,6% a solo un 7,4%.

La industria de semiconductores continúa registrando una gran demanda y las ventas siguen aumentando, pero no al ritmo que se esperaba, estando muy alejado de las tasas de crecimiento registradas en los años anteriores. En su último informe sobre el sector, los analistas de Gartner explican que el año pasado los ingresos globales de semiconductores aumentaron un 26,3% interanual, y de cara a 2022 preveían un nuevo aumento del 13,6%. Pero ante los cambios vistos en los últimos meses y con las malas previsiones económicas de cara a final de año, ahora creen que los ingresos del mercado crecerán solo un 7,4%.

En palabras de Richard Gordon, vicepresidente de prácticas de Gartner, “aunque la escasez de chips está disminuyendo, el mercado mundial de semiconductores está entrando en un período de debilidad, que persistirá hasta 2023, cuando se prevé que los ingresos por semiconductores disminuyan un 2,5 %”. Comenta que ya se están viendo señales de una mayor debilidad en los mercados finales de semiconductores, sobre todo los más vinculados al gasto de los consumidores. El aumento de la inflación y el precio de los combustibles se suma a otros sobrecostes que están afectando a toda la cadena de suministro, lo que resultará en una caída general de la demanda, a la espera de tiempos mejores.

En su anterior informe, Gartner pronosticaba que los ingresos globales de semiconductores alcanzarían los 639.200 millones de dólares, pero ahora han recortado esta cifra en 36.700 millones, y lo achacan a un conjunto de factores macroeconómicos y a un desajuste creciente de la oferta y la demanda en varios segmentos importantes. Uno de ellos es el de la memoria, que está viendo una disminución de los precios y de la demanda, especialmente en líneas de negocio vinculadas al consumidor, como los chips para PC y smartphones.

Los investigadores prevén que este año los envíos de ordenadores personales se reducirán en un 13,1% interanual, rompiendo con la larga etapa de crecimiento vivida entre 2020 y 2021. Así, los semiconductores para PC sufrirán una contracción de ingresos del 5,4% este año, y los de semiconductores para smartphones podrían caer un 3,1%, tras haber aumentado en un 24,5% el año pasado. Mientras tanto, en el mercado empresarial se están recuperando los niveles de inventario de los clientes, se están acortando los plazos de entrega y los precios están descendiendo.

Gordon dice que “el mercado de los semiconductores está entrando en un ciclo descendente de la industria, que no es nuevo y ha sucedido muchas veces antes. Si bien el espacio del consumidor se ralentizará, los ingresos de semiconductores del mercado de centros de datos seguirán siendo resistentes durante más tiempo”. Prevé que en 2022 este segmento verá un crecimiento del 20%, gracias sobre todo a las fuertes inversiones de los proveedores de servicios en la nube.

Además, destaca que “el segmento de electrónica automotriz continuará registrando un crecimiento de dos dígitos. En los próximos tres años, el contenido de semiconductores por vehículo aumentará debido a la transición a vehículos eléctricos y autónomos”. Gartner anticipa que el contenido de semiconductores por vehículo aumentará de 712 dólares este año a unos 931 dólares en 2025, y esto estimulará el mercado y resultará en un aumento de ingresos en esta categoría emergente.