Aumenta el uso de aceite vegetal como combustible para centros de datos

  • Noticias y Actualidad

datacenter hiperescala

Cada vez hay más centros de datos en Estados Unidos que adoptan combustibles a base de aceite vegetal hidrogenado (HVO), como alternativa al diésel, para proporcionar energía de respaldo. Sus usuarios afirman que permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en hasta un 85%, sin necesidad de sustituir los generadores preexistentes.

Uno de los enfoques para reducir las emisiones de gases contaminantes y mejorar la sostenibilidad en los centros de datos es sustituir el diésel empleado en los generadores de respaldo por combustible basado en aceite vegetal hidrogenado (HVO). Al utilizar este aceite en lugar del diésel se reducen las partículas y los sulfuros que se emiten al quemar combustibles fósiles, y sus impulsores afirman que en general se reduce en hasta un 85% la emisión de gases de efecto invernadero. Además, no requiere un cambio en la infraestructura, ya que se puede emplear directamente en los generadores convencionales.

El HVO se considera como un biodiésel sintético y se obtiene a partir de aceites y grasas vegetales, como aceite de resina, aceite de soja, aceite de cocina usado y grasas animales. Estos productos se calientan con hidrógeno a alta temperatura y presión y el resultado es un líquido con propiedades químicas similares a las del diésel producido a partir de petróleo, por lo que funciona en los mismos generadores sin problemas.

Esta fuente de energía está convenciendo cada vez más a los operadores de centros de datos, especialmente en Estados Unidos, que poco a poco lo están adoptando para la alimentación de respaldo en sus instalaciones. El último en hacerlo ha sido la firma Compass Datacenters, que se ha sumado a una lista cada vez más amplia de empresas que optan por el HVO en el país.

Los expertos señalan que esta estrategia forma parte de un cambio más profundo que se está produciendo en la industria hacia la sostenibilidad, y algunos grandes operadores ya se han sumado a ella, como Equinix, que se está planteando seguir este camino en otras regiones del globo. Otras firmas destacadas que se están interesando por esta fuente de energía son Digital Realty, Kao Data o Ark Data Centers, que ya están realizando las primeras pruebas.

Por su parte, los proveedores de este combustible, como Crown Oil, aseguran que se trata de un combustible 100% renovable, biodegradable, sostenible y no tóxico. Y consideran que es un recurso fácil de obtener, en el que el suministro a largo plazo está garantizado, por lo que puede ayudar a reducir las emisiones de forma efectiva y rápida. Aunque algunos expertos ponen en duda que la producción del HVO pueda seguir el ritmo de la demanda de los campus de más rápido crecimiento, sí parece claro que tiene capacidad para expandirse más rápido que otras fuentes de energía como el hidrógeno, cuya producción todavía está en sus primeras etapas de desarrollo.

Mientras tanto, los gigantes de la industria están embarcados en una transformación más profunda de sus sistemas de energía de respaldo, y optan por soluciones potencialmente más ecológicas, empleando una infraestructura redundante con baterías de nueva generación y sistemas de alimentación ininterrumpida (UPS). Con ello, empresas como Microsoft quieren eliminar su dependencia del combustible diésel para el año 2030.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology