Los gobiernos locales de Japón apoyan la descentralización de los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

HPE Centro de datos

Tras el anuncio que emitió a principios de año el gobierno japonés, de su intención de descentralizar su infraestructura de centros de datos, numerosos gobiernos locales han mostrado interés en acoger nuevas instalaciones en su territorio. Esto proporciona más apoyo a la estrategia que está adoptando el ejecutivo, con la que quiere romper con las limitaciones regionales que ha tenido tradicionalmente su arquitectura tecnológica, aumentando la resiliencia digital del país.

En la era digital los datos se generan y consumen en todas partes, lo que hace necesario contar con una infraestructura de centros de datos más distribuida, que garantice las condiciones adecuadas de acceso a la información y los servicios en toda la geografía de los países. Tradicionalmente, Japón había centralizado sus centros de datos en unas pocas ubicaciones, algo apoyado por ciertas autoridades que gestionaron de forma fraudulenta las licencias para concentrar los activos en ciertos lugares escogidos.

Tras ver la luz este escándalo, que el gobierno quiso resolver discretamente, a principios de este año el Ministerio de Economía, Comercio e Industria anunció su intención de descentralizar su infraestructura de centros de datos y estaciones de aterrizaje de cables submarinos. Con ello quiere construir una nueva arquitectura tecnológica más cercana y más resiliente en términos generales, que proporcione un mejor servicio a los ciudadanos, las empresas y las administraciones públicas en toda su geografía.

Pocos meses después, el gobierno ha anunciado que ha recibido peticiones por parte de numerosos gobiernos locales, que quieren alojar estas instalaciones en su jurisdicción para acceder a mejores servicios y formar parte de la nueva red nacional de centros de datos. Entre ellos destacan las ciudades de Yoshinogari, Uki, Nogata y Totori, aunque se han presentado peticiones de muchas otras localidades.

Por el momento, el gobierno japonés está evaluando las múltiples opciones que tiene a su alcance para el futuro de su infraestructura digital, y tendrá que considerar las condiciones de suministro de energía, transporte y otras variables como el costo, los riesgos geológicos y de inundaciones, así como la cercanía a los principales núcleos de negocio, entre otras variables que intervendrán en su nuevo modelo.

Según la información publicada, el Ministerio tiene previsto reasignar parte del presupuesto suplementario del Proyecto de Desarrollo Regional de Centro de Datos previsto para el año fiscal 2021 al año fiscal 2022. Esto ayudará a impulsar el nuevo modelo de centros de datos distribuidos, que dará un mejor servicio a las zonas rurales del país, que han estado muy desatendidas hasta ahora.

Al mismo tiempo las autoridades tratarán de atraer inversiones privadas, aprovechando la amplia base de empresas tecnológicas que tiene el país, que podrían estar interesadas en contribuir al nuevo modelo nacional de centros de datos. Hasta ahora la mayoría ha centrado sus últimas inversiones en el área de Tokio, pero se espera que amplíen sus inversiones a otras zonas del país.

Recientemente, el Ministerio emitió una nota de prensa en la que decía que a medida que avanza la digitalización de la sociedad y de la industria, esperan que las empresas que están empezando a utilizar datos en sectores como la salud, el transporte, la educación o la agricultura participen más en la resolución de problemas a través de las tecnologías y los datos, y que contribuyan más a la expansión y diversificación de la industria de centros de datos en el país.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology