Japón descentralizará su infraestructura de interconexión para evitar riesgos

  • Noticias y Actualidad

Cable - Far North Fiber

El gobierno japonés se ha propuesto llevar a cabo una profunda descentralización de su infraestructura de interconexión y centros de datos para aumentar su resiliencia. Este proyecto forma parte de un plan más amplio con el que pretende cerrar la brecha de telecomunicaciones y servicios digitales en los entornos rurales, a la vez que proteger mejor su infraestructura frente a posibles desastres.

Actualmente, la infraestructura de interconexión japonesa se encuentra concentrada en unas pocas ubicaciones de la costa del Pacífico, como el área de Tokio, lo que supone un gran riesgo en caso de que se produzca un eventual desastre natural. Además, existe una gran brecha de capacidad de TI y de comunicaciones entre las zonas rurales y las ciudades más densamente pobladas, donde llegan los cables submarinos y están los principales centros de datos del país.

Según un reciente artículo publicado por el Datacenter Forum, el gobierno japonés va a llevar a cabo una descentralización a gran escala de las bases de aterrizaje de los cables submarinos que llegan al país y de otras infraestructuras que constituyen la base de la economía y los servicios digitales. Por un lado, con el proyecto “Digital Rural” pretenden eliminar la brecha actual entre las zonas rurales y urbanas, y además incrementar la resiliencia contra desastres naturales a gran escala, que generan graves riesgos para la seguridad económica y geopolítica del país.

Por otro lado, está trabajando en el “Concepto Nacional Urbano”, que es centra en la redistribución de las bases de aterrizaje de cables submarinos, que están principalmente en Kitaibaraki (Prefectura de Ibaraki), Minamiboso (Prefectura de Chiba) y Shima (Prefectura de Mie). Estas representan más del 50% del tráfico digital en el área de Tokio, donde está la mayoría de cables que conectan Japón con Estados Unidos y Asia.

Su plan es reubicar las bases de aterrizaje en otros lugares para fortalecer la resiliencia de las comunicaciones y el acceso a los datos y, con ello, la economía del país. Tras diversos incidentes de cortes en las líneas submarinas el año pasado el gobierno destinó unos 400 millones de euros para redistribuir los cables, y anunció que apoyaría a las empresas que decidieran tender sus cables fuera del Océano Pacífico y situar las estaciones de aterrizaje fuera del área de Tokio.

Por otro lado, se ha presentado un plan para construir un cable submarino que recorra el perímetro de Japón, bajo la Iniciativa Nacional Ciudad Jardín Digital, que tiene como objetivo construir más de una docena de centros de datos en áreas rurales a lo largo de los próximos cinco años, aproximadamente. Junto con el cable que rodeará Japón, este proyecto incrementará la capacidad digital en diferentes regiones del país, más allá de las zonas urbanas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital