La industria de chips afirma que el terremoto de Japón no afectará a la producción

  • Noticias y Actualidad

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

Tras el terremoto sufrido esta semana en Japón los expertos de TrendForce han querido calmar los temores de la industria de semiconductores, ya que afirman que no se han producido daños significativos en las fábricas de la zona. Esta región es clave en lo que se refiere a producción de materias primas y fabricación de chips, y los proveedores están todavía evaluando los posibles impactos del seísmo, pero al parecer los daños serían menores, por lo que no se esperan problemas en la cadena de suministro a corto plazo.

El pasado día 16 se produjo un gran terremoto de magnitud 7,3 en la escala Richter frente a las costas de Fukushima, lo que generó una importante alarma en la industria de semiconductores. Esto se debe a que en esa región se concentran varios productores importantes de materias primas para la fabricación de chips, y también hay afincados fabricantes de memoria tan importantes como Kioxia. En un reciente artículo, los investigadores de TrendForce aseguran que el ipacto del seísmo ha sido menor, y que por ahora sólo Kioxia podría tener ciertos problemas (menores) en sus instalaciones K1 Fab, situadas en Kitakami.

Otras empresas relacionadas con la industria de semiconductores y materias primas destinadas al sector están todavía evaluando los daños, y por el momento no se han dado cifras preocupantes, aunque los investigadores afirman que se ha impuesto un silencio sobre el impacto real de este terremoto. Los datos ofrecidos en este artículo incluyen que en las instalaciones de Kioxia la intensidad del terremoto fue de 5 en la escala oficial, lo que ha llevado al cierre de la fábrica para su inspección.

Aunque esta fábrica ya se encontraba en niveles bajos de producción tras el incidente de contaminación que afectó a varios proveedores de la industria, el aporte que hará esta planta a la producción de la compañía en 2022 será de tan solo un 8% del total. Mientras tanto, las fábricas que otras firmas importantes tienen en Japón, como Micron, no se ha visto afectada por el terremoto.

Dentro de la región hay otras fábricas de obleas sin procesar, por ejemplo, la planta de Yonezawa que tiene SUMCO en Yamagata, o la planta Shirakawa de Shin-Etsu en la propia Fukushima, en las que el impacto del terremoto también ha sido de 5 en la escala de Richter. En las actividades que se llevan acabo en estas fábricas la estabilidad es clave para el proceso de crecimiento de los cristales, pero por ahora no se han publicado datos sobre e impacto del terremoto en estas instalaciones.

En la zona también hay dos fábricas de obleas de 12 pulgadas y otras dos de 8 pulgadas, pertenecientes a fabricantes destacados como UMC (Fab12M), Tower Uozu, Tonami o Arai, pero estas han sufrido magnitudes de entre 1 y 3 en la escala de terremotos, por lo que no se han producido daños y sus responsables afirman que están operando con normalidad.

Las consecuencias para las fábricas tradicionales de obleas podrían ser significativas, pero tras el gran terremoto y posterior tsunami que se produjo en la misma región en 2011, que destruyó la central nuclear, estos y otros fabricantes reforzaron los edificios. Por ello, los expertos de TrendForce creen que el impacto en esta ocasión será mucho menor, y también señalan que los precios de la memoria no están sufriendo modificaciones a causa del terremoto de Fukushima, al menos de momento. 

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology