Buen momento para el mercado de SSD empresariales

  • Noticias y Actualidad

Samsung SSD circuito

En los primeros tres meses de 2022 los proveedores de SSD empresariales han incrementado sus ingresos un 14,1% con respecto al último trimestre de 2021. Esto se logró gracias a un aumento de la demanda y de los precios, motivado por una oleada de pedidos urgentes y por otros factores como la menor disponibilidad de chips NAND Flash de ciertos fabricantes.

Las dificultades que experimentó el mercado global de SSD empresariales a finales del año pasado han ido solucionándose y en los primeros meses de 2022 se ha producido un aumento tanto de la disponibilidad como de los pedidos. Esto ha permitido a los proveedores de discos duros de estado sólido incrementar en un 14,1% sus ingresos con respecto al último trimestre de 2021, que alcanzaron los 5.580 millones de dólares.

Según las investigaciones de TrendForce, uno de los impulsores de esta mejoría es que los centros de datos de Estados Unidos vieron un flujo más normal en la recepción de sus pedidos, lo que los incentivó a incrementar las órdenes de compra. Por otro lado, el retorno de los trabajadores a las oficinas ha impulsado la venta de equipos informáticos entre las empresas, que actualmente están equipados con unidades SSD. En la mejoría del mercado también intervino el aumento de precios que se produjo a corto plazo como consecuencia de la menor disponibilidad de chips NAND Flash por el incidente de contaminación de materias primas en la fábrica de Kioxia/WD.

Los principales proveedores de discos, según las cifras publicadas por trtendForce, fueron Samsung y SK Hhynix (incluyendo Solidigm). Aunque el incremento de pedidos de Samsung estuvo por debajo de sus expectativas, la marca sacó partido de la menor capacidad de fabricación de Kioxia y Western Digital, logrando sumar unos ingresos de 2.270 millones de dólares, un 14,8% más que en el último trimestre de 2021. Los envíos de Solidigm se mantuvieron en los mismos niveles del trimestre anterior, pero SK Hynix logró incrementar sus ingresos en un 10,7% hasta unos 1.350 millones de dólares. Y la compañía tiene planes ambiciosos para expandir su capacidad de producción e incrementar su participación en el mercado, tras haber sufrido una pérdida de cuota en los dos últimos años, como consecuencia de los problemas que ha sufrido en su cadena de suministro.

El tercer lugar del ranking ha sido para Micron, que ha logrado incrementar su participación en el mercado en el primer trimestre de 2022, aumentando sus ingresos en un notable 32,6% con respecto al trimestre anterior, hasta sumar 606 millones de dólares. Por el momento los principales clientes de la marca son los fabricantes de servidores y sus principales productos por volumen de ventas son los SSD SATA, pero están comenzando a incrementar la presencia de sus nuevos productos SSD PCI Express 4.0 con chips de 96 capas, lo que le permitirá seguir aumentando sus ingresos en el futuro cercano. De hecho, está previsto que estos SSD pasen la verificación de los clientes de centros de datos hiperescala de Norteamérica para el tercer trimestre de este año, lo que proporciona buenas perspectivas a medio plazo.

La siguiente marca a considerar es Kioxia, que a pesar de los problemas sufridos tiene previsto aumentar el suministro de sus nuevos productos PCI Express 4.0 entre clientes importantes en China, que ya han completado la verificación de sus últimos SSD. Y está previsto que en el segundo semestre de 2022 comience la producción en masa de sus nuevos SSD PCI Express 5.0, lo que ampliará su capacidad para proveer a los grandes centros de datos hiperescala. En cualquier caso, Kioxia ha logrado aumentar sus ingresos en un 11,9% durante el primer trimestre de 2022, hasta 471 millones de dólares, lo que le ha garantizado el segundo lugar en el ranking.

La lista de los cinco principales proveedores se cierra de nuevo con Western Digital, que mantuvo unos ingresos similares a los del último trimestre de 2021 en el segmento de SSD empresariales, quedando en unos 380 millones de dólares. Aunque los expertos explican que las ventas de sus últimos productos SSD empresariales basados en las interfaces PCI Express 3, pero han quedado eclipsadas en parte por la caída de ventas de unidades SAS. Mientras tanto, sus modelos de SSD PCI Express 4.0 no llegarán al mercado hasta la segunda mitad de 2022, un retraso que no le pondrá las cosas fáciles a la marca norteamericana para posicionarse bien en este segmento clave. Por ello, creen que su mejor baza para no seguir perdiendo participación en el mercado es acelerar el desarrollo de las siguientes unidades, pensadas para el estándar PCI Express 5.0.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology