Tecnología para reducir el consumo y aumentar la capacidad en discos MAMR

  • Noticias y Actualidad

Disco duro 2 genérica

Investigadores de una importante firma japonesa de discos duros han desarrollado una forma de reducir el consumo energético de los cabezales en la Grabación Magnética Asistida por Microondas. Afirman que esta tecnología permite alcanzar una mayor densidad de área con un menor gasto de energía, lo que haría más competitivos estos discos frente a alternativas como HAMR y similares.

En los últimos años han surgido varias tecnologías de grabación magnética de alta densidad para los discos duros HDD, y la más avanzada es la Grabación Magnética Asistida por Calor (HAMR), que ya ha permitido a ciertos fabricantes lanzar discos de alta capacidad al mercado. Pero también está la Grabación Magnética Asistida por Microondas (MAMR), que emplea esta forma de energía para calentar la superficie del disco y mejorar la precisión al grabar datos, aprovechando más el espacio disponible en los discos magnéticos.

Uno de los principales impulsores de esta tecnología en la industria es el fabricante japonés Toshiba, que continúa investigando formas de mejorar este sistema para competir con los dos gigantes del sector (Seagate y Western Digital). Recientemente, un equipo de ingenieros del Centro de Investigación y Desarrollo Corporativo de esta empresa ha publicado un artículo en el que describen una mejora importante en los sistemas MAMR.

En este paper proponen el uso de un oscilador de torsión de espín (STO) con dos capas de generación de campo (FGL) y dos capas de inyección de espín (SIL) para la generación de microondas. Han creado un modelo de macroespín y han realizado simulaciones micromagnéticas para comprender mejor la aportación de esta tecnología para el cabezal de escritura de unidades MAMR, y han demostrado que el STPO puede hacer su trabajo empleando una corriente reducida.

Comenta que las oscilaciones casi antiparalelas de los FGL, que hacen que la distribución de microondas sea la adecuada para la grabación MAMR, se pueden estabilizar a través de una ligera modulación de las fases en el plano de los FGL y de la sincronización de los SIL. Al ampliar el espacio entre los FGL se logra mejorar la amplitud de las microondas en el soporte magnético y, según sus experimentos, se logra reducir el consumo energético de los cabezales de grabación, a la vez que se garantiza una alta densidad de área.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology