Aprovechan el calor residual de un centro de datos para la acuicultura

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

Un novedoso centro de datos situado en la isla de Hokkaido se ha construido aprovechando el agua del deshielo para la refrigeración de sus servidores, pero sus responsables han querido ir más allá en la gestión del calor. Recientemente han instalado un sistema para redirigir el agua caliente hacia una serie de tanques empleados en la cría de anguilas, una exquisitez gastronómica que tiene una gran demanda en el país.

La ciudad japonesa de Bibai, ubicada en la isla de Hokkaido, se embarcó en 2010 en un innovador proyecto para construir un centro de datos enfriado gracias al agua de deshielo, que recibió el nombre de White Data Center (WDC). Esta se recolectaría en invierno y se almacenaría para su uso durante el resto del año. Este sistema se puso en marcha en 2019 y desde entonces los creadores de este proyecto han ido un paso más allá, buscando una forma de reutilizar el excedente de calor para un uso poco convencional.

Sus responsables han anunciado recientemente la instalación de un sistema de tanques, en los que han introducido 1.700 crías de anguila (angulas) que podrán desarrollarse adecuadamente gracias al agua resultante del proceso de enfriamiento de servidores, que sale con una temperatura de 33 grados centígrados, perfecta para este propósito.

Desde su puesta en marcha el WDC ha gozado de un consumo de energía un 20% inferior a una instalación similar con un sistema de enfriamiento convencional, y desde abril de 2021 presta servicios de centro de datos a la región. Ahora sus creadores se proponen alcanzar la neutralidad en carbono y para ello están buscando nuevas soluciones que hagan más eficiente y sostenible su proyecto.

Al mismo tiempo, las posibilidades comerciales de algo tan peculiar en la industria de centros de datos como la cría de anguilas ofrecen alternativas muy interesantes. Sobre todo, teniendo en cuenta la gran demanda de este producto alimentario en Japón, donde forma una parte importante de la gastronomía. Pero plantea muchos problemas en materia de sostenibilidad, ya que las crías de anguila (angulas) son escasas y recorren medio mundo durante su etapa de crecimiento, un tiempo en el que su número se reduce aún más.

Las instalaciones actuales del White Data Center albergan 20 racks de servidores, pero sus creadores ya están preparando una segunda instalación de más envergadura, que podría contener hasta 200 racks. Y quieren seguir con este mismo enfoque, pero planean ampliar las posibilidades en materia de acuicultura y agricultura, y ya están experimentando con diferentes clases de vegetales, peces y mariscos. Teniendo en cuenta la escala que alcanzará este nuevo centro de datos, prevén que obtendrán muchos beneficios de este negocio paralelo, que se ha convertido en un caso de éxito en la industria, aplicando ideas innovadoras para lograr el máximo aprovechamiento de recursos.

Ya han surgido otros proyectos que emplean una tecnología similar, como el centro de datos que está construyendo Kyocera en Ishikari (Hokkaido), en el que se utilizará la nieve para el enfriamiento, o las instalaciones de Data Dock en Niigata Nagaoka, que también usa esta tecnología. O las de Green Mountain en Noriega, donde se ha instalado un criadero de langostas y otro de truchas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology