Problemas en la cadena de suministro de los proveedores de centros de datos

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

Las interrupciones en la cadena de suministro están generando problemas para los proveedores de infraestructura tecnológica, entre ellos los especializados en centros de datos. Aunque las dificultades han sido menores que en industrias como la de automoción, también se han producido efectos negativos para la industria datacenter, como un aumento en el precio del equipamiento y los servicios.

En los últimos dos años la crisis sanitaria ha provocado graves interrupciones en las cadenas de suministro globales, y en el ámbito de la tecnología ha habido una escasez importante de semiconductores y productos manufacturados. Aunque el sector informático no ha experimentado una escasez tan grave como otras industrias, ha habido varias etapas en las que era difícil para los fabricantes de infraestructura obtener los componentes necesarios para fabricar servidores, equipos de red y plataformas de almacenamiento para centros de datos.

En un reciente artículo publicado por datacenters.com, el experto Michael Kriech explica que las dificultades en la cadena de suministro han afectado a la disponibilidad y el tiempo de recepción de pedidos de los operadores de centros de datos, y ha impulsado el coste que deben asumir y precio de los servicios que ofrecen. En este tiempo los niveles de producción de infraestructura TI aumentaron sensiblemente, y la expansión del teletrabajo también generó otro punto de inflexión para la industria datacenter, que sufrió un aumento imprevisto de la demanda de servicios.

De cara a 2022 la situación parece estar mejorando, pero Kriech alerta de que la demanda de alquiler de espacio en los centros de datos está aumentando más que nunca, generando grandes expectativas de negocio. Mientras tanto, la escasez de semiconductores no está resolviéndose al ritmo esperado, y muchos expertos pronostican que este problema continuará más allá de la segunda mitad de 2022, pudiendo extenderse hasta 2025.

Por ello, los operadores de centros de datos están enfrentándose a una escasez de infraestructura que se prolongará en el tiempo, y están tratando de adaptarse mediante nuevas estrategias para mantener las operaciones en marcha y satisfacer la creciente demanda. Kriech señala tres estrategias principales que deberán adoptar los operadores para sobreponerse a los problemas de la cadena de suministro.

Planificación a futuro

Algunos de los principales proveedores de centros de datos están adoptando una estrategia de planificación que trata de anticipar la demanda que vendrá de la mano de las nuevas tecnologías y las tendencias de la cadena de suministro para 2023. Mientras tanto, los fabricantes de servidores basados en CPU están priorizando la entrega a los clientes que les proporcionan más rentabilidad, y por el momento los centros de datos están entre los primeros de la lista. Pero hay componentes como las resistencias, los semiconductores analógicos y los cables, entre otros, que deben estar en la lista de prioridades de la industria de centros de datos, ya que pueden dificultar la implementación de nuevos equipos para escalar las operaciones.

Asociaciones con los fabricantes de hardware

Entre las estrategias que están adoptando los proveedores de infraestructura de centros de datos para sobreponerse a los problemas de suministro está asociarse con los fabricantes de hardware. Con ello han conseguido garantizar un suministro más fiable de componentes para responder a la demanda cuando necesitan acelerar la fabricación de equipos. En 2022 seguirán buscando este tipo de alianzas y buscarán nuevos proveedores que les ofrezcan más garantías. Y los expertos esperan que nuevos proveedores de infraestructura para centros de datos sigan este mismo camino, tras comprobar que su competencia está teniendo éxito con esta estrategia.

Más inventario de almacenamiento

Una de las categorías de TI para centros de datos en las que se espera un crecimiento constante y que está en riesgo por posibles problemas de suministro es la infraestructura de almacenamiento. Por ello, cada vez más proveedores de centros de datos están acumulando inventario para dar respuesta a la futura demanda. Según Kriech, esta es la estrategia más adecuada para los proveedores que no tienen fuertes alianzas con los fabricantes de tecnología para centros de datos. Aunque alerta de que es fundamental escoger bien qué clase de equipos es más importante acumular, ya que llenar el inventario de productos que no tendrán una gran demanda o podrían quedar obsoletos sería incurrir en gastos innecesarios y difíciles de justificar.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital