La guerra y la inflación afectan al precio de la memoria DRAM

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

El mercado de dispositivos DRAM está sufriendo una situación de sobreoferta a causa de la menor demanda de muchas categorías, lo que está impulsando los precios a la baja. Y con la actual situación de conflicto en Ucrania y la elevada inflación los expertos creen que los precios podrían descender hasta un 5% en el segundo trimestre de 2022.

La industria de memoria DRAM ha disfrutado de una etapa de recuperación animada por las grandes ventas de ordenadores portátiles, dispositivos móviles y servidores, pero en 2021 se ha entrado en una situación de sobreoferta que está impulsando los precios a la baja. Según las últimas investigaciones de TrendForce, los proveedores y fabricantes de equipos tienen niveles altos de inventario, lo que reducirá la demanda general, que en el segundo trimestre de 2022 estará dominada por los fabricantes de servidores. Esto ejercerá más presión sobre los precios, que han comenzado a descender y continuarán haciéndolo en este período.

Esta situación se verá agravada por la creciente inflación y por la incertidumbre generada por la guerra en Ucrania, que está limitando el poder adquisitivo de los consumidores. Como consecuencia de estos factores los investigadores prevén que los precios de la memoria DRAM descenderán entre un 0% y un 5% en el segundo trimestre, a pesar de que este período se considera tradicionalmente como una temporada alta.

En el ámbito de la memoria DRAM para PC se espera una disminución de entre el 3% y el 8%, mientras que en los segmentos de DRAM para servidor la caída de precios se sitúe entre el 0% y el 5%. En este caso la situación se debe a que los proveedores de la nube y los clientes empresariales cuentan con un inventario bastante completo, por lo que no incrementarán las compras hasta revertir la situación de sobreoferta actual.

Por su parte, el segmento de DRAM móvil se verá afectado por la elevada inflación, los cambios que todavía está generando la pandemia en las ventas en mercados importantes, y las estrategias conservadoras de los fabricantes de smartphones. Estos han reducido sus expectativas de producción ante la situación económica y geopolítica actual, y el resultado será un descenso en los precios de la DRAM de entre el 0% y el 5%.

En el ámbito de la DRAM de consumo las ventas de módulos y chips DDR3 está aumentando gracias al buen comportamiento de mercados como el de dispositivos WiFi 6 y estaciones base 5G. Los investigadores creen que los precios de este tipo de memoria aumentarán entre un 3% y un 8% en el segundo trimestre, mientras que la categoría DDR4 verá un descenso paulatino de los precios.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology