El mercado de memoria DRAM podría entrar de nuevo en sobreoferta en 2022

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

Las últimas perspectivas para el mercado de memoria DRAM muestran un nuevo aumento de bits enviados, gracias a los nuevos formatos de más capacidad que están calando en las industrias de dispositivos y equipos informáticos. Pero los expertos alertan de que los niveles de inventario de los clientes son altos, y se pasará de una escasez a un exceso de oferta, lo que tendrá un impacto negativo en los precios y en los ingresos.

La etapa de bonanza del mercado de memoria DRAM está llegando a su fin, después de una etapa de recuperación que ha permitid a los proveedores acercarse a los mejores momentos previos a la pandemia. Pero a finales de este año ya se ven signos de cambio importantes, y los expertos de TrendForce prevén que el año que viene el mercado enfrentará vientos en contra, después del auge de 2021.

Según sus previsiones, el año que viene el total de bits DRAM enviados aumentará un 18,6%, pero este crecimiento se deberá a la popularización de los módulos con capacidades superiores entre los fabricantes de equipos y dispositivos informáticos. Pero en muchas categorías los clientes tienen sus necesidades cubiertas a corto y medio plazo, con un inventario preparado para soportar posibles interrupciones, que les llevará a contener la compra de nuevos módulos. Por ello, esperan que la demanda de bits DRAM solo aumentará un 17,1% interanual, por debajo de la oferta.

Esta situación de ligera sobreoferta se verá reflejada en los precios, y los expertos esperan una disminución de los ASP de la memoria DRAM a lo largo de 2022, que podría ser de hasta un 15%, especialmente por el descenso que se espera en la primera mitad del año. Aunque por el momento no creen que el impacto en los precios sea severo. Estiman que los ingresos anuales de los proveedores de DRAM aumentarán un 0,3% interanual, hasta unos 91.540 millones de dólares, una ligera caída que cobra más importancia a la luz del crecimiento que se está produciendo este año.

Avanzando hasta el segundo trimestre de 2022, esperan que aumentará la penetración en el mercado de los nuevos módulos DDR5 y que se reproducirá la tendencia estacional de crecimiento en mercados como el de servidores. Por ello, esperan que se relaje el descenso de los ASP de la memoria DRAM e, incluso, creen que podrían aumentar de nuevo hacia finales de año. En cualquier caso, los expertos no anticipan problemas graves como los experimentados en la anterior etapa de sobreoferta de memoria DRAM, y la relajación que se está viendo de cara al cuarto trimestre de 2021 y la primera mitad de 2022 no tendrá efectos duraderos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital