DRAM seguirá aumentando su valor y su contribución al mercado de memoria

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

En los últimos años diferentes el mercado de memoria DRAM ha tenido que enfrentarse a numerosas dificultades, tanto por los cambiantes flujos de demanda como por las etapas de depreciación y de dificultades en la producción. Tras una mala época, 2021 parece ser el año en que comenzará la recuperación de este segmento tan importante del mercado de memoria, y los expertos prevén que su valor crecerá de nuevo este año, con buenas perspectivas de cara al futuro.

Las aguas están revueltas en los mercados de tecnología, con los conflictos geopolíticos en curso, las dificultades en la cadena de suministro de materiales, componentes y productos manufacturados. Estos factores negativos han tenido efecto en el mercado de memoria DRAM, pero a pesar de los problemas, la mala situación que se vivía desde 2019 ha comenzado a revertirse, y los expertos tiene buenas perspectivas para este año, y para los siguientes.

El auge de la digitalización va a seguir impulsando la venta de ordenadores, dispositivos y servidores, lo que provocará un aumento de ventas de módulos de memoria DRAM de diferentes categorías. Por ello, los analistas de Yole Développement pronostican que el futuro del mercado de memoria es brillante, especialmente para el segmento de DRAM. Aunque este año el crecimiento de la memoria NAND será mayor, los proveedores de memoria DRAM lograrán incrementar sus ingresos un 8% en el período 2020-2026, lo que se traducirá en unos 151.000 millones de dólares.

Mike Howard, vicepresidente de investigación de memorias y DRAM en Yole Développement, explica que: “gracias a una combinación de recortes de gastos de capital de los proveedores en los últimos años y una demanda floreciente, el futuro parece prometedor, especialmente para DRAM. Los ingresos volverán a alcanzar su punto máximo en 2022, alcanzando valores récord de 122.000 millones de dólares en el caso de la DRAM”. Aunque los expertos prevén que los precios promedio de ventas descenderán aproximadamente un 5% entre 2020 y 2026, el mercado en general saldrá reforzado en esa etapa, impulsado por los grandes avances que se están produciendo en el campo de la computación y de los dispositivos de uso personal.

En Yole destacan que la interfaz memoria-procesador es fundamental para superar lo que se denomina el “muro de la memoria”, y sus analistas creen que la irrupción de las tecnologías CXL y DDR5 será un impulsor del mercado, habilitando la creación de una nueva generación de computadores para aplicaciones de uso intensivo de datos. De ellas, la más importante será DDR5, una nueva generación de memoria que duplica la velocidad máxima con un voltaje menor, y aumenta la densidad de la matriz, lo que proporciona numerosas ventajas a fabricantes de equipos informáticos. Los investigadores creen que a partir de 2022 se producirá un despliegue masivo de DDR5, mientras progresan otras categorías emergentes de memoria basadas en estándares abiertos, como CXL, Gen-Z, OpenCAPI o CCIX. Pero especialmente CXL.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.