El mercado de memoria seguirá recuperándose hasta alcanzar un nuevo récord en 2022

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

Los proveedores de memoria han sufrido una gran crisis desde hace varios años, que se ha complicado a raíz de las turbulencias que ha provocado la pandemia en la industria tecnológica. Pero los expertos se sienten optimistas, y creen que la recuperación económica impulsará el mercado de memoria en los próximos años, y esperan que las ventas alcancen un nuevo récord en 2022.

El mercado de circuitos integrados de memoria, en que los principales segmentos son las categorías de DRAM y NAND Flash, ha sufrido varios años de crisis a causa de una sobreoferta que erosionó enormemente los precios de los chips, lo que también perjudicó al mercado de módulos DDR y discos duros SSD. Pero el año pasado comenzó a mejorar la situación ya que, a pesar de la crisis generada por la pandemia, ciertas categorías de memoria experimentaron un incremento de ventas considerable, como es el caso de los SSD y la DRAM para portátiles.

Según los expertos de IC Insights, esto se tradujo en un aumento del 15% en las ventas durante el año pasado, un cambio importante frente a la pronunciada caída que sufrió la industria en 2019. De cara a este año, se espera que los precios de la memoria DRAM vuelvan a crecer, lo que permitirá incrementar un 23% los ingresos de este tipo de memoria, hasta unos 155.200 millones de dólares. Esto se fundamenta en que en los tres primeros meses de 2021 el ASP de la DRAM ya ha crecido un 8% secuencialmente, desde el último trimestre del año pasado. Y en que los principales proveedores anticipan que el crecimiento del precio y la demanda continuará en el segundo trimestre.

El caso de la memoria NAND Flash es diferente, ya que el año pasado las ventas de discos SSD y plataformas de almacenamiento de estado sólido integradas aumentaron mucho más que los de la memoria de trabajo. Y su precio se recuperó más rápidamente, por lo que este segmento de la industria se encuentra en mejor posición para lograr una recuperación más rápida. En cualquier caso, los especialistas de IC Insights prevén que este será un buen año para la memoria en todas sus formas, aunque los proveedores necesitan evitar los problemas de producción que están afectando al suministro de otras categorías de chips.

Las estimaciones más recientes son que la recuperación del mercado continuará a lo largo de este año y del próximo, cuando las ventas aumentarán un 16% hasta unos 180.400 millones de dólares. Esto permitiría superar el anterior récord de la industria de 163.300 millones, alcanzado en 2018. Entonces se llegó a un nuevo pico cíclico, lo que los expertos esperan que se produzca de nuevo en 2023, para cuando estiman que se alcanzarán unos ingresos de casi 220.000 millones de dólares.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology