Anticipan un año de descenso de precios en la memoria DRAM

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

Después de tres trimestres consecutivos de crecimiento, en el último cuarto de 2021 se prepara un descenso en los precios de contrato para la memoria DRAM, que podría ser de entre el 3% y el 8%. Según los expertos, es el inicio de una nueva etapa de depreciación que podría extenderse a buena parte de 2021, a causa de la menor demanda y a la caída previa de los precios al contado.

A lo largo de este año el precio de la memoria DRA ha ido recuperándose, gracias a la mayor demanda de ordenadores, dispositivos móviles y, posteriormente, a la recuperación del mercado de servidores, que ha impulsado la venta de productos de alto valor. Pero los expertos de TrendForce anticipan que el cuarto trimestre de 2021 marcará el inicio de una nueva fase en la industria, en la que los precios descenderán. En esos meses prevén que los precios de contrato de la DRAM descenderán entre un 3% y un 8%, algo que atribuyen inicialmente a la reducción de las compras de los clientes y a la caída que se ha producido anteriormente en los precios al contado.

De cara al año que viene, esperan que los proveedores expandan su capacidad de producción para anticiparse a un posible aumento de la demanda, lo que ejercerá una presión a la baja en los precios. Teniendo en cuenta los planes de ampliación anunciados por los principales fabricantes (Samsung, SK Hynix y Micron), los analistas de TrendForce pronostican que el suministro de bits aumentará un 17,9% el año próximo. Mientras tanto, la demanda podría crecer un 16,3%, lo que dejará un superávit que impactará negativamente en los precios.

En cuanto a la demande de productos finales, el mercado de ordenadores entrará en una fase de moderación, tras el gran auge del último año y medio. Actualmente, los ODM y OEM de los productos equipados con DRAM muestran altos niveles de inventario, y no se prevé que incrementen los pedidos a niveles significativos a corto o medio plazo.

Por otro lado, en la industria de servidores se han producido problemas importantes en la cadena de suministro de componentes e interrupciones destacada en las plantas de ensamblaje del sudeste asiático. Aunque se prevé que en 2022 los problemas continuarán produciéndose en mayor o menor medida, los envíos totales de servidores podrían aumentar en torno a un 4,3%, gracias sobre todo a la expansión de los proveedores cloud.

En TrendForce pronostican que la penetración de los módulos de 64 Gb superará el 60%, y la demanda de bits DRAM crecerá un 20%, convirtiendo al segmento de memoria para servidor en el mayor sostén del mercado. Esto compensará en parte la caída del resto de segmentos, pero el resultado general será de un descenso paulatino de los precios, aunque no se espera que lleguen a bajar tanto como en la anterior etapa de depreciación que vivió la industria, gracias a una demanda más sólida. Por ello, en TrendForce anticipan que los ingresos de los proveedores se mantendrán planos en la mayoría de los casos, y el mercado podrá recuperarse posteriormente con más agilidad.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital