El precio de la memoria DRAM bajará en el último trimestre

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

Después de varios trimestres de crecimiento, el precio de la memoria DRAM descenderá en el último cuarto de 2021, ya que los clientes tienen altos niveles de inventario para terminar el año a cusa de las compras masivas realizadas en los meses anteriores. Esto ejercerá una presión a la baja en los ASP de este tipo de memoria, que los expertos cifran entre un 3% y un 8% con respecto al tercer trimestre anterior.

En los primeros nueve meses de 2021 el precio de la memoria DRAM ha ido creciendo, acompañando a la demanda de ordenadores y al crecimiento del mercado de servidores en los últimos meses. Ante la incertidumbre económica y anticipando un aumento de pedidos, los fabricantes de equipos informáticos y los proveedores de memoria del canal han ido incrementando la compra de chips y módulos DRAM de distintas categorías. Esto ha permitido a la industria recuperarse de la dura etapa anterior, en la que el exceso de oferta y la contención de la demanda obligaron a bajar los precios hasta niveles peligrosamente cercanos al costo de fabricación.

Pero tras un tercer trimestre de 2021 en el que ya se ha notado una tendencia a la relajación de los precios, los expertos de TrendForce anticipan que los ASP de la memoria DRAM van a bajar de nuevo. Cifran este descenso en un 5% para los productos que actualmente se encuentran en sobreoferta, y en general esperan una bajada de entre el 3% y el 5% con respecto al trimestre anterior. En el caso de la DRAM para PC el precio podría caer entre un 5% y un 10%, debido a que la demanda de ordenadores va a retroceder, después de más de un año de crecimiento.

La caída de ventas de portátiles hará que el índice de suficiencia de los fabricantes aumente a un 1,38%, lo que indica que no habrá escasez a corto plazo, y las compras caerán. Aunque este segmento es mucho más pequeño que el de DRAM para servidores, y su situación no tendrá un impacto realmente significativo en las cifras generales. Asimismo, los precios de estos módulos son sensiblemente inferiores, en la mayoría de los casos, a la DRAM de servidor, que cuenta con tecnologías más avanzadas como la corrección de errores integrada (ECC).

En el caso de la DRAM de servidor, los analistas de TrendForce prevén un descenso de precios de entre el 0% y el 5%, debido a que los clientes tienen altos niveles de inventario a causa de las compras masivas de los últimos seis meses. Por ello, frenarán las adquisiciones en los próximos tres meses, a pesar de la incertidumbre sobre el suministro. Aunque todavía quedan clientes que seguirán comprando, y serán los que han tenido más dificultades para recibir los pedidos por los problemas en la cadena de suministro. Este mismo problema afecta a algunos fabricantes de servidores en la adquisición de otros componentes, y se espera que esto obligue a posponer los envíos de nuevos equipos y la fabricación de nuevas unidades, impactando en las compras de memoria.