El precio de la memoria DDR3 aumentará por la reducción de la oferta

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

La llegada de los nuevos formatos de memoria para servidores y ordenadores está afectando al mercado de módulos DDR3, ya que los fabricantes se están centrando en la tecnología DDR4. Los expertos prevén que la oferta se reducirá de forma notable en los próximos meses, haciendo que el precio de los módulos antiguos aumente hasta un 5% el segundo trimestre de 2022.

A medida que se populariza el formato de memoria DDR4 y DDR5 llega al mercado acompañando a las nuevas generaciones de servidores y ordenadores, la anterior versión de estos módulos está perdiendo peso en la industria. En general, está quedando relegada a mejoras y actualizaciones de equipos más antiguos y a la demanda de productos destinados al gran consumo, un mercado que generalmente tarda más en asumir las nuevas tecnologías.

Aunque la demanda no es muy débil, el lanzamiento de las nuevas plataformas de Intel y AMD está llevando a los fabricantes a cambiar su estrategia de fabricación, dando más importancia a las tecnologías más actuales. En opinión de los expertos de TrendForce, como resultado, la oferta de módulos DDR3 va a reducirse en los próximos meses, y los precios de productos de consumo podrían aumentar hasta un 5%. La reducción en la fabricación de productos DDR3 se producirá principalmente entre los fabricantes de Corea del Sur, que lideran el mercado, aunque los fabricantes taiwaneses como Nanya Tech y Winbond todavía mantendrán niveles de producción moderados para aprovechar la demanda existente.

En cuanto a la demanda, los expertos de TrendForce pronostican que después de un primer trimestre protagonizado por la escasez en la cadena de suministro, en el segundo cuarto de 2022 los pedidos podrían aumentar hasta un 5% intertrimestral, rompiendo con el equilibrio relativo de oferta y demanda de los primeros meses del año. Cabe destacar que los proveedores chinos de DRAM, como CXMT y GigaDevice seguirán trabajando en productos DDR3. Aunque a un ritmo inferior al de marcas más importantes de la industria (exceptuando a las surcoreanas).

Otro cambio que se está viendo en relación al mercado DDR3 es que muchos de los chips están destinados a dispositivos finales como STB y equipos de red que no requieren SoC de alto rendimiento. Mientras tanto, los fabricantes de ordenadores y servidores seguirán estimulando la demanda de productos DDR4 y DDR5. Los expertos creen que estos segmentos irán ganando participación hasta dominar absolutamente el mercado, pero se enfrentan a problemas en la cadena de suministro que afectarán a la disponibilidad y al precio.

Los precios al contado de DRAM remontaron en el último trimestre de 2021, debido a la demanda de los clientes que anticiparon sus compras ante posibles subidas futuras, pero ahora los compradores de DRAM de consumo están ralentizando la compra de módulos para evitar que los precios suban de nuevo con más rapidez.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital