Las autoridades de EEUU alertan sobre un agravamiento en la escasez de chips

  • Noticias y Actualidad

semiconductores

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha actualizado sus datos sobre la disponibilidad de semiconductores, mostrando una grave escasez en el inventario de los fabricantes nacionales. Algunas marcas tienen menos de cinco días de existencias de chips para ordenadores, lo que en su opinión podría ocasionar el cierre temporal de sus fábricas.

La crisis de semiconductores y los gravísimos problemas en la cadena de suministro de Estados Unidos, con puertos completamente saturados desde hace tiempo, está afectando seriamente a la industria tecnológica del país. Según los resultados de la Solicitud de Información (RFI) de Riesgos en la Cadena de Suministro de Semiconductores, publicados por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, la situación es, si cabe, más grave de lo previsto.

Sus datos revelan que el inventario promedio de los fabricantes que dependen del suministro externo de chips ha caído de 40 días en 2019 a menos de 5 días en 2021. Esto está afectando particularmente a sectores como el de fabricación de equipos informáticos, que se enfrenta a la posibilidad de tener que cerrar sus operaciones de fabricación de forma temporal, al no poder fabricar ordenadores. El problema es tan grave que las autoridades creen que cualquier interrupción adicional en la cadena de suministro de chips ocasionaría el cierre de las instalaciones de fabricación de EEUU, afectando a gran cantidad de trabajadores y sus respectivas familias.

Ante esta situación, el Departamento de Comercio de EEUU ha recalcado la necesidad de poner en circulación los 52.000 millones de dólares propuestos por el Presidente para incrementar la producción nacional de semiconductores en los próximos cinco años. Esta legislación ha contado con el apoyo bipartidista, pero su materialización está llevando más tiempo del previsto, y los problemas en la industria tecnológica del país se están agravando.

En su último comunicado al respecto la agencia norteamericana ha alertado de que “si un brote de covid, un desastre natural o la inestabilidad política interrumpe una instalación de semiconductores en el extranjero, incluso por unas pocas semanas, tiene el potencial de cerrar una planta de fabricación en los EEUU”. Gina M. Raimondo, secretaria de Comercio, señala que “la cadena de suministro de semiconductores sigue siendo frágil y es esencial que el Congreso apruebe la financiación de chips lo antes posible. Con la demanda vertiginosa y la plena utilización de las instalaciones de fabricación existentes, está claro que la única solución para resolver esta crisis a largo plazo es reconstruir nuestras capacidades de fabricación nacional”.

Considera que los planes del Presidente Biden son el camino acertado a seguir, y que gracias a esta financiación no solo se fortalecerán las capacidades y la autonomía tecnológica de Estados Unidos, sino que también se crearán buenos empleos y se podrá reconstruir la capacidad de fabricación estadounidense, fortaleciendo la cadena de suministro de la que dependen muchas industrias clave. Esto abarca numerosas categorías de chips, destacando las aplicaciones de computación, almacenamiento electrónico, comunicaciones y componentes para industrias específicas, como la de automoción, aeroespacial y de defensa.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital