Centros de datos sumergibles en aguas profundas

  • Noticias y Actualidad

Subsea Cloud’s Subsea Data Center Pod

Una startup tecnológica se ha propuesto construir centros submarinos a 3.000 metros de profundidad en el océano, llevando este concepto a un nuevo nivel. Con ello quieren hacer más seguras estas instalaciones, ya que a la profundidad habitual a la que se instalan estas infraestructuras no se puede garantizar al 100% su protección frente a intrusiones externas.

La escasez de espacio para centros de datos y las ventajas de la refrigeración por agua de mar están impulsando el conceto de centros de datos submarinos, dando lugar a soluciones cada vez más ingeniosas. Tras los exitosos proyectos desarrollados por Microsoft (Natick) y Highlander, la empresa emergente de reciente creación Subsea Cloud ha dado un paso más allá, y pretende construir sus propios centros de datos a una profundidad nunca vista.

Mientras que los datacenter submarinos actuales operan a una profundidad de unos 120 metros, ellos pretenden sumergirlos hasta 3.000 metros bajo el nivel del mar. Sus módulos de centros de datos submarinos enfriados por líquido (UDCP) se han probado a altas presiones y han demostrado su capacidad para operar a esta gran profundidad, y aseguran que su intención es crear un modelo de instalaciones a las que no podría acceder nadie por medios convencionales, con equipos de submarinismo.

El fundador y director ejecutivo de la compañía, Maxie Reynolds, pone en valor que han demostrado la viabilidad de su idea y, aunque no ha dado detalles al respecto, asegura que sus módulos son capaces de albergar hasta 800 servidores, con un diseño mucho más simple y probado que el de sus competidores. Por el momento, solo se sabe que esta empresa, afincada en Houston (Texas), ha instalado un centro de datos de prueba frente a las costas de Port Angeles, en el estado de Whashington, pero todavía no se conocen los resultados.

En su comunicado los responsables de la empresa explican este tipo de centros de datos de aguas profundas son altamente seguros, ya que ni siquiera podrías acceder a ellos con un submarino convencional, y haría falta un vehículo operado por control remoto, máquinas fáciles de rastrear. Por ello, están enfocando su propuesta a sectores que demandan elevados requisitos de seguridad para sus datos, como el ejército, la atención sanitaria o las finanzas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital