Proponen una estrategia radical para impedir la anexión de Taiwán y su industria de semiconductores

  • Noticias y Actualidad

TSMC

Un documento de la academia militar estadounidense propone una estrategia de tierra quemada para evitar la anexión de Taiwán por parte de China, y el consiguiente dominio sobre la principal industria mundial de semiconductores. Según este texto, revelado por la revista Nikkei, el país debería destruir sus fundiciones en caso de que China muestre trate de iniciar una invasión, ya que sería la única acción con potencial disuasor.

A principios de mes la revista Nikkei ha hecho público un controvertido documento de la academia militar estadounidense, en el que se insta a Taiwán a adoptar una estrategia de “tierra quemada” para disuadir a China de llevar a cabo una invasión del país. El texto ha sido publicado en la revista trimestral “Parámetros de la Escuela de Guerra del Ejército de los EEUU”, y está firmado por Jared M. McKinney, presidente del Departamento de Estudios de Estrategia y Seguridad en la eSchool of Graduate Professional Military Education, Air University, y por Peter Harris, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad Estatal de Colorado y editor de Indo-Pacific Perspectives del Journal of Indo-Pacific Affairs.

En opinión de muchos expertos, los motivos del gigante asiático van más allá de su tradicional reclamación de este territorio, ya que este pequeño país insular se ha convertido en el principal motor de la industria global de semiconductores, y quieren adquirir esta capacidad a toda costa. Por ello, los responsables de este artículo afirman que la mejor forma de evitar la anexión de Taiwán es destruir las fundiciones del país ante cualquier intento de invasión, lo que incluye a TSMC, líder mundial del sector.

Concretamente, dicen que Estados Unidos y Taiwán pueden desviar la invasión china creando un enfoque de “disuasión por castigo a través de una amenaza legítima y creíble”. Afirman que, dado el poder militar de China, es poco probable que el ejército norteamericano tenga algún tipo de poder disuasor y que cualquier conflicto real terminaría con la anexión de Taiwán.

En este artículo dicen claramente que “Estados Unidos y Taiwán deberían trazar planes para una estrategia específica de tierra quemada que haría que Taiwán no solo fuera poco atractivo si alguna vez fuera tomado por la fuerza, sino que sería positivamente costoso de mantener. Esto podría hacerse de la manera más eficaz amenazando con destruir las instalaciones que pertenecen a Taiwan Semiconductor Manufacturing Company, el fabricante de chips más importante del mundo y el proveedor más importante de China”.

Este documento ha generado mucha controversia, pero no deja de ser la apreciación de Estados Unidos sobre la situación que se está produciendo ante las ambiciones de China sobre Taiwán. Pero EEUU tiene sus propios intereses, ya que lleva años tratando por todos los medios de bloquear las posibilidades de desarrollo de la industria tecnológica de su principal competidor comercial, con un éxito relativo.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital