Una importante empresa china de semiconductores podría entrar en quiebra

  • Noticias y Actualidad

Descenso

Los esfuerzos de evolución de la industria china de semiconductores están encontrando resistencia, ya que no todas las empresas están siguiendo una estrategia adecuada. Un ejemplo es Tsinghua Unigroup, cuyos acreedores han solicitado la quiebra de la empresa por la baja rentabilidad, a pesar de participar en proyectos de éxito en segmentos como los chips de memoria o de seguridad.

Recientemente se ha conocido que uno de los acreedores de la empresa de semiconductores china Tsinghua Unigroup ha solicitado ante los tribunales que se inicie un procedimiento de quiebra, debido a sus constantes retrasos en el pago de la deuda. Este es un ejemplo de las dificultades que están experimentando algunas importantes empresas del país para modernizarse, siguiendo los planes del gobierno para la evolución del sector en la próxima década.

Esta compañía se ha involucrado en varios proyectos de éxito en el sector, como el lanzamiento de la nueva memoria 3D NAND Flash de Yangtze Memory Technologies Co., o con el desarrollo de una gran fábrica de memoria 3D NAND en Chengdu y otra de memoria DRAM en Chongqing. También con diferentes proyectos de su subsidiaria de fundición UNISOC, que abarcan diferentes campos de la industria de semiconductores, desde el diseño a la fundición de nuevas tecnologías de chips.

Pero la compañía, que pertenece mayoritariamente a la Universidad de Tsinghua, ha incumplido varios plazos de pago de bonos de sus inversores, por valor de unos 3.600 millones de dólares, lo que podría llevarla a la quiebra. Con el fin de incrementar la rentabilidad de la empresa, en 2014 la empresa vendió un 20% de UNISOC a Intel, y el pasado febrero anunció su intención de vender el 105 de su negocio de componentes para móviles para recaudar más fondos. Pero su estrategia no está surtiendo el efecto deseado, y se está viendo en dificultades para salir adelante.

Los expertos informan que esta situación pone en riesgo la viabilidad de los proyectos más importantes que tiene en marcha, como esas dos fábricas de memoria, lo que afectaría mucho a la capacidad de China para seguir progresando en segmentos clave de la industria de semiconductores. Al mismo tiempo, las autoridades nacionales han desarrollado un modelo de negocio que depende mucho de la financiación de los gobiernos locales, pero el pasado noviembre la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China afirmó que estas administraciones se estaban equivocando al respaldar proyectos mal planificados, y les culpaba de cualquier fracaso.

Estas malas estrategias de financiación están afectando a muchos proyectos de construcción de fábricas de chips en el país, algo que preocupa cada vez más al gobierno, que está solicitando una mayor supervisión de estas inversiones. Aunque los expertos creen que una organización con tantas ramificaciones como Tsinghua Unigroup no desaparecerá sin más, habida cuenta de los éxitos que están teniendo algunos de los proyectos que ha lanzado y respaldado, que tienen mucho peso en la evolución de la industria nacional.

Pero los responsables del grupo Tsinghua han reconocido los problemas y parecen dispuestos a someterse a una reestructuración judicial, aunque por ahora creen que el impacto en la forma en que gestionan sus empresas será limitado, ya que el gobierno central ha situado como una prioridad estratégica y de inversión la evolución de la industria de semiconductores en la próxima década. Paralizar o reestructurar los proyectos y el entramado empresarial de este grupo perjudicaría mucho a los esfuerzos conjuntos que se están haciendo en este sentido, pero el gobierno no se ha pronunciado todavía sobre sus intenciones al respecto, por lo que habrá que esperar para ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.