Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

China acelera el desarrollo de semiconductores de tercera generación

  • Noticias y Actualidad

Fabrica_Memoria_Procesador_Intel_Semiconductor

En los próximos cinco años China quiere lograr unos objetivos muy ambiciosos en la industria de circuitos integrados, que permitirá acercarse a la independencia de los proveedores extranjeros. El principal logro que quieren alcanzar el período 2021-2025 es el desarrollo de semiconductores de tercera generación, y para conseguirlo el país está aportando grandes recursos, que permitan superar el bache de 2020.

La autosuficiencia de la industria china de semiconductores es un objetivo muy ambicioso que el país se propuso hace ya algunos años, a través de varios planes quinquenales con metas muy claras. No todas se han cumplido como pretendían sus impulsores, y ahora comienza otra etapa en la que la industria IC china tiene en mente lograr el desarrollo de sus propios semiconductores de tercera generación, como los basados en GaN y SiC.

En 2020 la industria no ha sufrido grandes problemas, pero sí una cierta ralentización, sobre todo a principios de año, cuando la pandemia causó problemas en la cadena de suministro. A pesar de ello, los proveedores de materiales y equipos para la fabricación de semiconductores del país mantuvieron cifras razonables, y esperan que en 2021 se producirá una recuperación, coincidiendo con el crecimiento de ventas del mercado de smartphones, lo que contribuirá a incrementar los ASP de semiconductores.

Otro de los avances significativos que esperan realizar en este período, junto con el desarrollo de esta nueva generación de semiconductores, es la creación de su propia industria de semiconductores destinados a la computación cuántica, lo que situaría al país en el mismo camino que el resto de potencias que están trabajando en este campo. El objetivo en este sentido es contar con sus propias computadoras cuánticas de fabricación china en los próximos 5 a 10 años.

Para lograrlo, el gobierno ha lanzado planes de estímulo económico para potenciar la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías de semiconductores. Y esperan que 2021 sea un punto de inflexión, a partir del cual la industria china podría capitalizar el crecimiento mundial del sector tecnológico. Este optimismo se basa en las estimaciones de los expertos de la industria, como los de la asociación SEMI, y también en las tendencias que están siguiendo los mercados asociados.