Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria china de semiconductores ha aumentado sus ingresos un 22% entre 2016 y 2020

  • Noticias y Actualidad

semiconductores

A pesar del bache causado por la crisis sanitaria global, la industria China de circuitos integrados habría incrementado sus ingresos a una tasa de crecimiento interanual de 22% entre 2016 y 2020. Según los expertos, este es el resultado que han obtenido a través del anterior plan quinquenal de estímulo de la industria de semiconductores, para el que las autoridades del país tenían mejores previsiones.

Cada cinco años China lanza un plan quinquenal de estímulo económico, en el que se incluyen objetivos para la evolución tecnológica de la industria de circuitos integrados. Este año acaba el 13º plan, que según los analistas de la firma Digitimes Research se saldará con crecimiento interanual compuesto del 22% (2016-2020), que este año concluirá con unos ingresos de aproximadamente 51.100 millones de dólares.

Los objetivos del gobierno chino desde hace tiempo han sido desvincularse de los proveedores extranjeros, y sus esfuerzos van dando frutos en casos como el segmento ASIC (Circuitos Integrados para Aplicaciones Específicas), aunque en otros campos todavía dependen de las tecnologías extranjeras. El año que viene da comienzo el 14º plan nacional, que concluirá en 2025, y cuyo objetivo seguirá siendo la independencia tecnológica del país, algo cada vez más necesario por el conflicto que tiene con Estados Unidos.

Según los expertos, las principales líneas de acción en este período (2021-2025) serán el desarrollo de chips IoT y arquitecturas de código abierto, centrándose en el desarrollo de una mayor capacidad de producción nacional. Aunque se trata de un objetivo complicado de lograr, debido a que el gobierno estadounidense está constantemente torpedeando las iniciativas chinas para evolucionar a nivel tecnológico.

Los analistas destacan que, para finales de este año, el número de fabricantes de circuitos integrados de China superará la barrera de las 2.000, lo que representa casi el doble que en 2015. Aunque muchos de los esfuerzos que han dedicado al desarrollo de chips ASIC se centran en las comunicaciones móviles y las aplicaciones de IA, pero todavía dependen demasiado del exterior para el suministro de otros componentes clave en la industria informática, como las CPU, GPU y las memorias DRAM y NAND Flash, que hasta el momento han provenido casi exclusivamente de proveedores norteamericanos, taiwaneses, surcoreanos o japoneses.

Estados Unidos ha expresad su clara intención de reducir los envíos de tecnología a China para limitar su capacidad de evolución tecnológica, pero cada vez más expertos afirman que esto podría suponer un incentivo mayor para que el gobierno incremente sus inversiones en la modernización de su industria de semiconductores. YA se está viendo en el campo de la memoria de estado sólido, gracias a empresas como YMTC, que a finales de año lanzará la primera memoria 3D NAND Flash de fabricación nacional, y esto mismo podría suceder con los procesadores y otras categorías de chips, campos en los que están trabajando empresas como Huawei, que han puesto el foco en el desarrollo de las infraestructuras de computación y de telecomunicaciones.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.