Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

China tardará más de lo previsto en independizar su industria de circuitos integrados

  • Noticias y Actualidad

Fabrica YMTC_Xtacking

Las autoridades de China se han planteado construir su propia cadena de suministro de semiconductores para el año 2025, independizándose de proveedores externos como los estadounidenses. Pero los expertos afirman que para entonces la industria china solo logrará avanzar hasta una tercera parte de sus objetivos, mientras que muchas empresas extranjeras seguirán siendo sus proveedores, incluso desde dentro del país.

En las últimas décadas China ha ido incrementando su cuota en la producción mundial de semiconductores, como la memoria, los procesadores y muchos otros componentes presentes en los dispositivos de consumo y en las infraestructuras TI empresariales. Pero la industria nacional de fabricación tecnológica todavía depende mucho de los proveedores extranjeros de circuitos integrados, por lo que se está viendo seriamente afectada por los aranceles impuestos por Estados Unidos a raíz de su conflicto comercial.

Para acabar con el problema, el gobierno chino quiere desarrollar una industria de fabricación de semiconductores que abarque toda la cadena de suministro, desde la extracción de materiales hasta la fabricación de dispositivos y equipos informáticos. Bajo este pretexto lanzó un plan para lograr esta independencia para el año 2025, un objetivo ambicioso que los expertos ponen en duda.

Los expertos de IC Insights hacen hincapié en la distinción entre el mercado IC de China y la producción de IC autóctona de China. Porque desde 2005 el país ha sido el principal consumidor de circuitos integrados de todo el mundo, debido a que dentro de sus fronteras se fabrica la mayor parte de dispositivos electrónicos de todo el mundo. Según las cifras de este informe, de los 19.500 millones de dólares generados el año pasado por los circuitos integrados fabricados en China, solo 7.600 millones correspondieron a fabricantes con sede en el país (38.7%), lo que representa solo un 6,1% de todo el mercado IC chino, valorado en 124.600 millones de dólares en 2019.

Todo el resto corresponde a grandes fabricantes de otros países, sobre todo coreanos, taiwaneses y americanos, como son TSMC, Samsung, SK Hynix o Intel, que tienen fundiciones y fábricas de memoria, procesadores y otras categorías de circuitos en el país.  Según los pronósticos de IC Insights, si la fabricación de circuitos integrados en China crece hasta 43.000 millones de dólares para 2024, un objetivo que consideran posible, solo representaría el 8,5% del total del mercado mundial de IC (calculado en unos 507.500 millones de dólares).

Y consideran que, incluso si se incrementa el margen de beneficio de algunas categorías de semiconductores, china solo lograría representar el 10% del total del mercado de circuitos integrados para 2025. Aunque esto no implica que China no progrese en su objetivo principal, que es dejar de depender tanto de fabricantes extranjeros. Esto se comprueba con el rápido progreso de los nuevos fabricantes chinos de memoria NAND flash y DRAM, como YMTC o CXMT, y de fundiciones de obleas y diseñadores de circuitos, entre otros segmentos de la industria.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.