Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria coreana de memoria apuesta por los proveedores de PCB afincados fuera de China

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

Durante los últimos meses los principales fabricantes de módulos de memoria de Corea del Sur han comenzado a desvincularse de los proveedores de PCB afincados en China. En su lugar, están recurriendo cada vez más a fabricantes de placas de circuito de Taiwán, que les proporcionan productos de calidad a precios competitivos, que no se ven afectados por los conflictos geopolíticos internacionales.

El conflicto comercial entre Estados Unidos y China ha contribuido a una remodelación del mercado y de la propia industria tecnológica global, que desde hace décadas ha estado absolutamente ligada a las fábricas chinas. Ahora, los proveedores de tecnologías de la información están desvinculándose cada vez más de los proveedores de este país, trasladando sus operaciones a otros lugares. Pero en esta carrera de independización también están cambiando de proveedores de componentes y materiales básicos.

Un ejemplo es el de los fabricantes surcoreanos de memoria, líderes de la industria a nivel mundial, que están incrementando los pedidos de placas de circuito impreso (PCB) a los proveedores de la industria taiwanesa. Esto supone ir abandonando paulatinamente su tradicional dependencia de los fabricantes chinos, un camino que seguirán en los próximos años firmas como Samsung o SK Hynix, y que sus competidores probablemente acabarán siguiendo.

Informes recientes indican que estas dos firmas han comenzado a incrementar sus pedidos a fabricantes taiwaneses como Taiwan APCB o Apex International, que han trasladado sus fábricas desde China a otros países como la propia Taiwán o Tailandia, entre otros. Esto es el inicio de una relación más estrecha entre ambas industrias, que permitirá fabricar productos al margen de los conflictos geopolíticos EEUU-China. Según informan desde estas empresas, los primeros pedidos de sus nuevas fábricas tailandesas estarán listos para el primer trimestre de 2021, marcando el inicio de un nuevo modelo productivo ajeno a estos problemas.

Al mismo tiempo que se lleva a cabo esta reubicación, los fabricantes tienen la oportunidad de modernizar sus procesos para mantener una relación sólida con clientes como estos proveedores de memoria, que trabajan con las tecnologías más avanzadas de la industria, y demandan calidades de alto nivel para muchos de sus productos de memoria, ya sean DRAM, NAND y otras tecnologías.

Según han dado a conocer, los pedidos a proveedores de PCB ubicados fuera de China seguirán creciendo a mediados del año que viene, cuando también se espera un aumento de la producción en las nuevas fábricas de memoria que estas marcas también han trasladado a Tailandia. Aunque los costes en este país son más elevados que en China, siguen siendo más bajos que en otros países, y al desvincularse de China los proveedores evitan los excesivos aranceles norteamericanos, por lo que no se espera un aumento de precio derivado de esta transformación de la cadena de suministro.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.