Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La incertidumbre se propaga entre los fabricantes de placas de circuitos

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_2

A partir del segundo trimestre los proveedores de placas de circuito impreso han comenzado a ver mejores cifras, a medida que los principales países han relajado las medidas de confinamiento. Pero de cara al cuarto trimestre del año se está extendiendo una nueva corriente de incertidumbre, ya que no está claro que esta tendencia vaya a mantenerse.

Los principales fabricantes de placas de circuitos impresos, afincados en países asiáticos como China y Taiwán, han experimentado una cierta mejoría desde mediados de año. Esto se debe a que se han reactivado los mercados de ciertas tecnologías informáticas, como las placas base para ordenadores y servidores, la memoria de estado sólido o los discos duros de estado sólido, que requieren PCB como soporte para y vehículo de comunicación para el resto de componentes.

Hasta el momento, los proveedores taiwaneses están convencidos de que cerrarán el tercer trimestre con cifras más positivas que en la primera mitad del año, pero aún no tienen claros indicios de hacia dónde se dirigirá el mercado en el último trimestre. Principalmente porque todavía no se han disipado los temores de que se produzcan posibles rebrotes que puedan llevar a otra ralentización de la economía.

Esta falta de previsiones fiables también está afectando a los clientes de estos proveedores de PCB, como los fabricantes de portátiles y otros dispositivos electrónicos, que tras un tercer trimestre que puede ser positivo para las ventas, no están seguros de que el crecimiento se mantenga durante el cuarto trimestre del año. Aunque sí tienen claro que a partir de mediados de año los fabricantes de videoconsolas se convertirán una vez más en impulsores de las ventas, gracias al lanzamiento de la nueva generación de consolas.

También se espera un posible aumento de los envíos de servidores para centros de datos, lo que tendrá un impacto positivo de cara a final de año, aunque el ritmo será más lento que en el tercer trimestre, debido a la contención de los grandes clientes de servicios web y los proveedores de la nube. Y lo mismo se puede extrapolar al mercado de dispositivos de almacenamiento, que verá una contención del gasto en matrices, discos duros y otros productos basados en placas de circuito impreso.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.