Paralizan la construcción de nuevos centros de datos en Dublín

  • Noticias y Actualidad

Dublin

En un comunicado reciente, el operador estatal de energía de Irlanda ha anunciado que no aceptará solicitudes para proporcionar energía a nuevos centros de datos en Dublín, posiblemente hasta el año 2028. Esto implica que no se podrán construir nuevas instalaciones en esta región hasta entonces, una decisión motivada por las preocupaciones sobre la saturación actual de la red eléctrica en la capital irlandesa.

La polémica sobre las dificultades para sostener la creciente industria de centros de datos en Irlanda ha dado un giro con la última decisión adoptada por EirGrid, el operador estatal de energía. Tras declarar que la red eléctrica de la capital irlandesa se encontraba bajo mucha presión como para aceptar la demanda energética de nuevos centros de datos, ha decidido que no aceptará nuevas solicitudes para abastecer a futuros centros de datos en el futuro previsible, y probablemente hasta el año 2028.

Esta información ha sido publicada en medios del país como RTE y Business Post, donde aclaran que los proyectos que ya están en marcha sí seguirán adelante. Pero durante algunos años la expansión de centros de datos en el principal núcleo de negocio de Irlanda se paralizará, y cualquier otro proyecto futuro deberá buscar otra región dentro del país, donde la red eléctrica no se encuentre tan saturada, y afirman que se revisará caso por caso para determinar su viabilidad. Para ello se examinarán empleando los criterios de evaluación que h establecido la Comisión de Regulación de Servicios Públicos (CRU), teniendo en cuenta la capacidad de suministro disponible en cada ubicación.

Con esta decisión EirGrid quiere acabar con el riesgo de falta de suministro general que ya ha anunciado en repetidas ocasiones, y que ha contado con el apoyo de organizaciones ecologistas y ciertos partidos políticos que abogan por un mayor es fuerzo para cumplir los objetivos medioambientales del país. Sus estimaciones más recientes indican que esta industria ya utiliza más del 10% de la energía disponible en el país, y preveían que, de no tomar medidas, el porcentaje podría subir al 30% para final de esta década, lo que podría provocar apagones y dificultaría lograr los objetivos de descarbonización planteados para 2030.

Otras coves apuntan a que la crisis energética que vive el país no es culpa de los centros de datos, sino que no se está llevando a cabo adecuadamente el cambio de modelo energético, y que el propio planteamiento es erróneo. Esta es la tesis que sostiene la propia Agencia de Desarrollo Industrial de Irlanda (IDA), que considera que los centros de datos se han convertido en el chivo expiatorio de una crisis más profunda. Por su parte, los responsables políticos locales dan su apoyo a la decisión adoptada por EirGrid, ya que consideran que esta industria está ejerciendo demasiada presión sobre la red eléctrica y que se deben tomar medidas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital