Un año de avances en la industria de memoria NAND flash

  • Noticias y Actualidad

Western Digital_SSD_NVMe

A lo largo de este año la industria de almacenamiento NAND flash ha seguido recuperándose de los problemas que arrastraba desde su última crisis, aunque con ciertos altibajos. Pero este tiempo se han producido algunos avances significativos, como el incremento en la densidad de los chips, la expansión de la interface NVMe o el aumento en la velocidad del bus PCI Express, cambios que seguirán impulsando el mercado el año que viene, a pesar de las dificultades que experimenta la industria por la cadena de suministro.

El mercado de almacenamiento NAND flash ha evolucionado favorablemente este año y a pesar de las fluctuaciones en las ventas ha logrado recuperar un nivel de precios más adecuado. Las ventas han crecido en general, a medida que se ha recuperado la inversión empresarial en tecnología y que la economía ha comenzado a recuperarse. También ha contribuido decisivamente el auge de ventas de equipos portátiles y otros dispositivos equipados con almacenamiento SSD, que han permitido a la industria liberar stock de chips y seguir avanzando en las nuevas tecnologías que han surgido en torno al almacenamiento de estado sólido.

En un informe publicado recientemente por la firma taiwanesa Phison Electronics, los expertos han recopilado las principales tendencias que han marcado el progreso de la industria en 2021, y que seguirán teniendo efecto el año que viene. La primera es el aumento de capas en los chips de memoria NAND Flash, que han venido aumentando desde las 24 capas de 2013 a las 162 capas de los chips presentados por Western Digital y Kioxia en 2021. Por su parte, Micron ha anunciado chips de 176 capas y otras marcas están avanzando en la misma dirección, buscando un aumento de la capacidad y el rendimiento, a la vez que una reducción en el consumo energético.

Otro de los avances que ha experimentado la industria de almacenamiento NAND Flash proviene del aumento de velocidad en el bus PCI Express, con la llegada del estándar PCIe Gen4 y los avances en el desarrollo de PCIe Gen5, que comenzará a expandirse en la industria a partir del año que viene. Este año ha comenzado la comercialización masiva de unidades de almacenamiento compatibles con la cuarta generación de PCI Express, y varios fabricantes han anunciado la disponibilidad de las primeras unidades PCIe Gen5 para que sus clientes seleccionados puedan probarlos.

Este avance viene acompañado de la proliferación del protocolo e interfaz NVMe, que a lo largo de 2021 ha impulsado la venta de módulos NAND Flash para equipos portátiles, servidores, plataformas de almacenamiento empresarial y ordenadores enfocados a juegos. Según los datos de este informe, en torno al 80% de los clientes/consumidores y el 50% de los SSD empresariales ya son NVMe, y se espera que en 2022 el porcentaje siga subiendo. Y una contribución importante a este avance provendrá de los hiperescaladores, que están comenzando a construir centros de datos ultraeficientes en los que diferentes categorías de almacenamiento serán NVMe.

Además, continuará expandiéndose la infraestructura certificada con el estándar NVMe-oF, que permite crear tejidos de red de almacenamiento basados en unidades NVMe, una evolución que está muy asociada a la expansión de la IA, el aprendizaje automático, la computación científica, el análisis de datos y otras tecnologías que exigen la máxima velocidad en el acceso a los datos conectados en red.

En otro orden de cosas, los expertos destacan que a lo largo de 2021 ha progresado la tecnología de SSD con sistemas de seguridad avanzados integrados, una tendencia que pretende responder a las crecientes amenazas como el ransomware. Destaca el progreso del cifrado por hardware, lo que permite contar con una capa de alta seguridad en el propio dispositivo, que actúa como última línea de defensa contra los ciberataques y los patógenos digitales más insidiosos.

Otra tendencia que ha cogido fuerza en 2021 y seguirá haciéndolo el año que viene es la diversificación de productos hacia soluciones creadas para aplicaciones específicas, como el almacenamiento conectado en red o la edición de contenido multimedia, que requiere una resistencia y un rendimiento por encima de la media, pero con un precio más asequible que las soluciones empresariales. Fabricantes como Western Digital o la propia Phison han lanzado productos de este tipo, en algunos casos basados en una nueva tecnología de chips QLC con una resistencia similar a los chips TLC y superior a los QLC convencionales, y con un precio muy contenido. Estos productos están ganando mucha popularidad y se espera que el año que viene expandan su mercado, y también animen a los fabricantes a explorar soluciones específicas para otras aplicaciones.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital