La memoria NAND flash reducirá sus precios menos de lo previsto en el primer trimestre

  • Noticias y Actualidad

NAND Flash memoria almacenamiento

Poco a poco el mercado de memoria NAND flash está entrando en una situación de sobreoferta, que en el primer trimestre del año que viene ocasionará un descenso de precios de entre el 10% y el 15%. Aunque por el momento algunos clientes importantes están realizando pedidos importantes de unidades SSD, por lo que los proveedores no sentirán tanta necesidad de bajar los precios como estaba previsto.

Durante el último año la industria de memoria NAND flash ha ido recuperándose, a medida que los fabricantes de equipos y dispositivos de almacenamiento han incrementado sus ventas. A finales de año los fabricantes OEM de ordenadores han realizado pedidos significativos para anticiparse a la posible escasez en la cadena de suministro, lo que ha permitido a los proveedores de chips mantener un nivel de inventario más flexible, y no se han visto obligados a bajar los precios para liberar stock.

Esto ha permitido mejorar las perspectivas de cara al primer trimestre, y los analistas de TrendForce prevén que los precios descenderán entre un 10% y un 15% en los próximos tres meses. Pero opinan que esta caída no se agravará durante el resto del año, ya que la llegada de nuevos chips de más capas incentivará las ventas, y el mercado mantendrá niveles aceptables a pesar de la escasez de componentes como los controladores NAND flash o los PMIC. Aunque sí anticipan que varios segmentos entrarán en una sobreoferta más severa, a medida que la escasez de componentes vaya reduciéndose, y creen que su depreciación continuará antes de llegar a la temporada alta del tercer trimestre de 2022.

Entre las distintas categorías de productos basados en NAND Flash, los precios de los SSD de cliente verán una disminución de entre el 5% y el 10% secuencial en el primer trimestre del año. Esta previsión es mejor que las anteriores, ya que los fabricantes OEM de portátiles profesionales están viendo una gran demanda, mientras que los de equipos de consumo y destinados al sector educativo tendrán menos demanda general, como estaba previsto.

Ante la situación, los proveedores de chips de memoria seguirán cambiando su oferta hacia componentes de 128 capas y superiores, para apoyar el lanzamiento de nuevos SSD de más capacidad a lo largo del año. Así, se espera que la media de capacidad de almacenamiento de los SSD de cliente crezca hasta unos 567 Gb, en gran parte gracias a la consolidación de productos basados en memoria NAND QLC, con ejemplos de éxito como el de Western Digital, Intel y Micron.

En el caso de los SSD empresariales, los expertos de TrendForce prevén un descenso de precios de entre el 3% y el 8% en el primer trimestre del año para los SSD PCIe, mientras que los SSD SATA mantendrán los precios del cuarto trimestre de 2021. Este descenso se debe sobre todo a que los hiperescaladores norteamericanos tienen suficiente inventario para los próximos meses, y los envíos de servidores para centros de datos se resentirán entre el cuarto trimestre de 2021 y el primero de 2022. Mientras tanto, los fabricantes de SSD empresariales volverán a niveles normales de producción de SSD PCIe para dejar espacio a la negociación de precios, y reducirán paulatinamente la producción de SSD SATA para impulsar los nuevos formatos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital