El precio de la memoria NAND volverá a descender el año que viene

  • Noticias y Actualidad

Descenso

Tras los cambios experimentados durante la pandemia, el mercado de memoria NAND flash está retomando un ritmo más normal, sujeto a las tendencias cíclicas tradicionales. Por ello, los expertos anticipan que el precio de este tipo de memoria volverá a descender el año que viene, debido a la moderación de la demanda y a la mayor competencia por la llegada de nuevas generaciones de chips.

A lo largo del último año el precio de la memoria NAND flash ha ido recuperándose, después de una prolongada etapa de depreciación a causa de la sobreoferta. Pero esta última etapa de dos trimestres de crecimiento está llegando a su fin, y los especialistas de TrendForce anticipan que en el cuarto trimestre de este año comenzará un nuevo ciclo de moderación de los precios. Han detectado una desaceleración de la demanda que resultará en una bajada de precios de hasta un 5% con respecto al tercer cuarto de 2021.

De cara al año que viene, los expertos explican que los proveedores de memoria NAND flash se verán afectados por una demanda contenida y por problemas en el suministro de componentes que no son de memoria, lo que potencialmente reducirá los pedidos. Además, se espera que los proveedores limiten la expansión de su capacidad de producción en 2022, aunque la disponibilidad de bits aumentará un 31,8% interanual, mientras que la demanda de bits crecerá por debajo, a un 30,8% interanual. Esta ligera sobreoferta tendrá un impacto negativo en los precios, lo que resultará en una nueva caída cíclica de los ASP.

Esta tendencia se verá reforzada por la contención de otros mercados íntimamente relacionados, como son los de smartphones y ordenadores portátiles, dispositivos equipados con memoria NAND, que verán una reducción de las ventas, especialmente en el primer trimestre de 2022. En el lado opuesto está el mercado de servidores, cuyos envíos podrían crecer un 4,5% interanual el año próximo, según TrendForce. Esto beneficiará a la industria NAND flash, ya que los nuevos modelos estarán equipados con unidades SSD de más capacidad y soporte PCIe Gen 4, lo que permitirá incrementar el volumen de almacenamiento por servidor.

Los expertos destacan que los envíos aumentarán especialmente en aplicaciones vinculadas a la inteligencia artificial y el Big Data, usos que están vinculados a grandes repositorios de almacenamiento, que está progresivamente migrando a plataformas All Flash. Sumando todos estos factores, los analistas de TrendForce creen que el año que viene los ASP de la memoria NAND flash podrían experimentar una caída de hasta el 18%. Los fabricantes compensarán esta caída con el incremento capacidad enviada, pero los analistas creen que solo lograrán incrementar sus ingresos un 7% en 2022.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital