Cinco tendencias en el mercado de almacenamiento SSD para 2022

  • Noticias y Actualidad

Western Digital_SSD_NVMe

La tecnología de almacenamiento de estado sólido ha mejorado mucho en los últimos años, con la llegada de nuevos chips, controladores y protocolos que elevan el rendimiento a un nuevo nivel. De cara al año que viene los expertos identifican cinco tendencias que se expandirán en los centros de datos, las plataformas de supercomputación y otros entornos donde los SSD están cobrando relevancia.

El mercado de almacenamiento de estado sólido está progresando mucho gracias a los constantes avances que está realizando la industria de SSD y a las mejoras de otros sistemas informáticos. Los fabricantes están aprovechando las capacidades superiores de la memoria de estado sólido frente a los HDD para expandir su presencia más allá de los smartphones, tabletas y dispositivos de almacenamiento portátil.

En los últimos años los SSD se han convertido en la solución más empleada para el almacenamiento principal de los ordenadores portátiles y sobremesa, y también de los servidores, y han ampliado su presencia en las matrices de almacenamiento para centros de datos y otros entornos de TI. En un reciente artículo del Enterprise Storage Forum los expertos presentan cinco tendencias relacionadas con los SSD que el año que viene tendrán un impacto importante en la industria y en el mercado de almacenamiento.

Nuevos discos SSD PCIe 4.0

La nueva generación de la interfaz PCI Express (PCIe 4.0) está generando una oleada de cambios en la industria informática, que afectan directamente a la tecnología SSD. El mayor ancho de banda del nuevo bus eleva las capacidades potenciales de los dispositivos conectados a él, y ha llevado a los fabricantes a lanzar nuevos productos certificados para PCIe 4.0.

Gracias a la cuarta generación de PCIe los usuarios pueden sacar más partido a sus discos SSD preexistentes y optimizar su consumo, o adquirir nuevos modelos con un ancho de banda muy superior, lo que abre más posibilidades para diferentes aplicaciones. PCIe Gen 4 duplica la velocidad de transferencia de datos de la generación anterior, y el próximo año se verá un aumento de la demanda de todos los dispositivos certificados, desde placas base a módulos gráficos y discos SSD.

Nueva generación de unidades Optane

Tras abandonar su línea de desarrollo y fabricación de memoria 3D NAND, el fabricante Intel sigue apostando por la evolución de sus diferentes categorías de memoria 3D Xpoint, bajo el sello Optane. Esta memoria se emplea tanto para incrementar la memoria de trabajo, complementando a la DRAM, como para proporcionar almacenamiento de alta velocidad y para acelerar los flujos de trabajo basado en almacenamiento HDD tradicional.

Los expertos afirman que este próximo año verán la luz nuevas unidades de SSD Optane compatibles con PCIe 4.0, enfocadas tanto a los centros de datos como a estaciones de trabajo y nuevas aplicaciones que entrarán en este mercado. Por ejemplo, la minería de criptomonedas Chia y nuevas categorías de almacenamiento empresarial, que buscan soluciones más rápidas que NAND, a pesar del mayor coste.

Auge de los SSD SAS

Con la llegada de nuevos modelos de SSD para interfaces SAS por parte de algunos de los principales fabricantes de la industria, los expertos afirman que el estándar SAS no va a desaparecer en favor de otras interfaces como PCIe 4.0. Esperan que este año aumente la demanda de unidades SSD SAS como las que lanzó Samsung en abril de 2021, y otras marcas como Kioxia prevén que Value SAS reemplazará a SATA para las aplicaciones de servidor, ya que ofrece mayor ancho de banda e IOPS de lectura y escritura que SATA, lo que permite mejorar las capacidades de gran cantidad de infraestructuras preexistentes en empresas y centros de datos.

SSD NVMe y NVMe-oF

El desarrollo del protocolo e interfaz NVMe y su traslación a las redes a través de NVMe-oF está generando nuevas líneas de negocio en la industria de almacenamiento, desde los fabricantes de discos duros a los proveedores de matrices AFA. Desde su aparición esta tecnología ha ganado mucha presencia en el mercado de almacenamiento empresarial, y los expertos están convencidos de que en 2022 las ventas de discos SSD NVMe y dispositivos NVMe-oF certificados crecerá en varios segmentos del mercado.

Por ejemplo, en los centros de datos, donde la expansión de la compatibilidad de NVMe-oF a redes Ethernet, Infiniband y Fibre Channel generará un impulso de modernización de las redes de almacenamiento. Por el momento la mayoría de los datos en las instalaciones están guardados en unidades y matrices HDD y en soportes de cinta. Pero la infraestructura para ciertas aplicaciones y casos de uso está modernizándose con discos de estado sólido, y los centros de datos irán apostando cada vez más por esta tecnología.

Almacenamiento SSD en el borde

Uno de los focos de expansión del almacenamiento de estado sólido está en la infraestructura TI perimetral, donde en muchos casos los requisitos de velocidad y latencia son exigentes y se requieren factores de forma reducidos para todos los componentes informáticos. Los expertos de la industria están trabajando en varias líneas en cuanto al almacenamiento, entre ellas combinar con éxito las tecnologías SAS y NVMe y desarrollar soluciones NVMe compactas de alto rendimiento, específicamente diseñadas para la computación en el borde.

Esto encontrará rápidamente su lugar en ciertos casos de uso de alto rendimiento, como en las aplicaciones de IA en el borde, cada vez más demandadas por empresas de diferentes industrias, desde las telecomunicaciones a la industria manufacturera, la atención sanitaria o el comercio minorista. En 2021 y se han realizado algunos avances en este sentido, y la industria espera que en 2022 se produzcan nuevas mejoras.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital