El mercado de circuitos integrados seguirá creciendo en 2022 a pesar de la crisis

  • Noticias y Actualidad

tecnología, placa, circuito

La escasez de chips que se ha generado en los últimos dos años podría extenderse más allá de 2022, pero el mercado global de circuitos integrados va a seguir progresando el año que viene. Aunque los expertos anticipan una tasa de crecimiento de un 11%, menos de la mitad de 26% previsto para 2021, el mercado seguirá alimentado por la demanda de industrias como la de informática o la de automoción.

Los circuitos integrados son parte indispensable de muchas tecnologías y, a medida que progresa la digitalización nuevas industrias adoptan tecnologías digitales que, en definitiva, dependen de la existencia de chips. Durante la pandemia los fabricantes de circuitos integrados han acabado acusando la debilidad de una cadena de suministro dependiente de materias primas, procesos y componentes difíciles de producir al ritmo que demanda la economía global, a lo que se ha sumado la falta de personal por las diferentes etapas de confinamiento.

Como resultado, a principios de 2020 el mercado mundial de circuitos integrados descendió un 3% con respecto al último trimestre de 2019, situándose por debajo del promedio histórico, algo totalmente inesperado para la industria. Pero esta situación cambió un año después, cuando la diferencia entre el último cuarto de 2020 y el primero de 2021 fue positiva. Según los expertos de IC insights, esta relación determina históricamente el progreso de la industria, y se han basado en ella y en el comportamiento del mercado IC durante los últimos dos años para determinar cómo cerrará 2021 y pronosticar su devenir en 2022.

De cara a este año esperan que el mercado mundial de circuitos integrados incremente sus ingresos en un 26% con respecto a 2020, una importante cambio a mejor frente al crecimiento del 13% del año pasado. Pero el año que viene el mercado volverá a moderar su crecimiento, y en IC Insights pronostican que en el primer trimestre de 2022 el mercado bajará de nuevo un 3% secuencialmente, con respecto al Q4 de 2021. Así, teniendo en cuenta las reglas que siguen para emitir un pronóstico anual anticipado, 2022 se cerraría con un crecimiento general del 11%.

Aunque los expertos puntualizan que el aparentemente tímido aumento que se produjo entre el 4T20/1T21 es el primer incremento positivo desde el año 2011. En los últimos 38 años esto ha sucedido un total de 16 veces, por lo que tampoco es una situación especialmente excepcional, pero tampoco se puede utilizar como indicador de un empeoramiento notable para el siguiente ejercicio.

Al margen de las estadísticas históricas que proporciona el informe McClean que publican estos expertos de la industria cada año, y de las previsiones aproximadas para 2022 en términos absolutos, lo cierto es que el mercado de circuitos integrados asiste a un tiempo complicado. Aunque el año que viene seguirá creciendo, los problemas en la cadena de suministro y la gran demanda de ciertos chips están modificando la forma de fabricar y distribuir chips. Muchos fabricantes han redirigido esfuerzos a ciertas categorías y otros están abriendo nuevas líneas de producción.

En el campo de la informática se está viviendo una gran escasez de GPU, CPU y de ciertos tipos de memoria. Los fabricantes de NAND Flash y DRAM No son los más afectados por este problema, pero este año tratarán de moderar su producción para no llevar al mercado a una sobreoferta que devalúe de nuevo los precios. Pero, mientras tanto, necesitan mantener un nivel aceptable de fabricación de las últimas generaciones de memoria, mientras preparan el lanzamiento de sus nuevos chips de más capas, que comenzarán a llegar este año.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital