Dos empresas francesas preparan un nuevo centro de datos alimentado por biogás

  • Noticias y Actualidad

Datafarm Energy - Adista - Datacenter

El operador de telecomunicaciones y de la nube francés Adista se ha aliado con la empresa Datafarm Energy en un proyecto con el que construirán un centro de datos alimentado por biogás. Esperan poder extraer los 250 kilovatios necesarios a partir de la recuperación de residuos biológicos agrícolas y planean tener listas las instalaciones en 2022.

La industria de centros de datos está buscando alternativas a las fuentes de energía tradicionales para no depender del suministro general y para reducir el impacto ambiental. Así, el concepto de sostenibilidad se está propagando entre las empresas del sector en regiones como Europa, donde están surgiendo nuevos proyectos innovadores en lo que se refiere a la energía. El último, fruto de la colaboración entre el operador francés de telecomunicaciones y servicios en la nube Adista y la empresa Datafarm Energy, es un centro de datos alimentado por energía proveniente de biogás.

Acaban de anunciar que el año que viene pondrán en marcha un nuevo centro de datos abastecido únicamente con energías renovables procedentes de la recuperación de residuos biológicos agrícolas. Las instalaciones, con una potencia de 250 kilovatios, serán operadas por Adista y la energía provendrá de la solución Datafarm Box del proveedor de energía Datafarm. Esta no solo alimentará de energía a los equipos y sistemas de refrigeración, sino que capturará el calor residual para usarlo en la granja de biogás, y se ha firmado un acuerdo para garantizar el suministro de biogás a la granja durante al menos los próximos cinco años.

En su anuncio, Olivier Grosjeanne, director técnico de Adista, explica que “el control del impacto ambiental de lo digital se ha convertido en un tema importante del desarrollo sustentable. Adista se ha marcado como prioridad estratégica convertirse en el operador de referencia en el mercado en materia de Responsabilidad Social y Ambiental”.

Stéphane Petibon, CEO de Datafarm Energy, explica “como energía renovable, el biogás emite muy poco CO2 de origen fósil y tiene la ventaja de no ser intermitente, es decir, que su producción es continua y controlable (independiente de la luz solar o del régimen eólico) y se puede sincronizar perfectamente con el perfil de consumo de los centros de datos”.

Este proyecto pretende demostrar la viabilidad de esta idea, y cabe esperar que si tiene éxito se expandirá con nuevos centros de datos similares, ya que Datafarm Energy está involucrado en tres proyectos en Francia que suministrarán casi 1,5 Megavatios de energía. Uno de ellos está en la región de Normandía, otro en Aquitania y otro en la región del Gran Este. Además, la empresa se ha asociado con el operador GRDF, que se encarga de la red de distribución de gas en Francia y Europa, con la intención de ampliar sus proyectos de generación de energía a partir de biogás.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital