Intel podría construir una fábrica de chips de 4.000 millones en Italia

  • Noticias y Actualidad

Intel-Chip-Semiconductor

Informaciones recientes indican que las autoridades italianas han ofrecido al fabricante norteamericano de semiconductores Intel construir una nueva fábrica de empaquetado de chips en el país. La oferta sería de unos 4.000 millones de euros y pretendería aprovechar los planes recientemente anunciados por la compañía para iniciar operaciones de fabricación en Europa, que supondrán una inversión de 80.000 millones durante esta década.

Un reciente artículo publicado por la agencia Reuters revela que las autoridades de Italia estarían preparando una oferta para atraer la atención del fabricante norteamericano Intel, que tiene intención de invertir 80.000 millones de euros para ampliar sus operaciones en Europa en la próxima década. Esta propuesta sería para construir una fábrica de empaquetado de chips en el país, que tendría un valor de 4.000 millones de euros, y que se dedicaría al empaquetado de microprocesadores avanzados, una de las áreas que la empresa quiere potenciar en el ámbito europeo.

Se espera que Intel acelere su inversión en Europa en los diferentes campos en los que trabaja dentro de la industria de semiconductores, aunque por el momento la compañía no ha realizado declaraciones sobre esta información publicada por la conocida agencia de noticias. Reuters no ha revelado cuáles son sus fuentes, pero afirma que la hipotética fábrica podría tener un coste de hasta 8.000 euros, que se vería reducido por una serie de condiciones favorables propuestas por Italia, entre ellas financiar parte de la inversión total y ofrecer ventajas en materia energética y laboral, considerando que esta fábrica podría dar trabajo a más de 1.000 personas.

Este artículo dice que las autoridades italianas se han puesto como objetivo cerrar el acuerdo para finales de año, y que las conversaciones están en una etapa avanzada. Se especula que las instalaciones podrían ubicarse en varios lugares, que podrían ser el distrito Mirafiori de Turín, donde se encuentra la fábrica de vehículos Stellantis, o Catania de Sicilia, donde está la sede del fabricante de chips STMicroelectronics.

Por otro lado, Italia estaría intentando que Intel construya dentro de sus fronteras un nuevo centro de investigación, uno de los proyectos más importantes que la empresa está preparando en el ámbito europeo. La fábrica más importante se construirá probablemente en Dresde (Alemania), que se ha posicionado como el lugar con más posibilidades de la región, aunque Intel todavía no ha decidido nada en firme, por lo que las especulaciones continúan.

Lo que está claro es que la empresa líder en procesadores, que también tiene una participación destacable en segmentos de semiconductores como las memorias emergentes, quiere ampliar su red global de fábricas para recuperar el control de las operaciones de fabricación y ensamblaje de chips, dejando de depender únicamente de sus instalaciones en Estados Unidos y de otras fábricas en la región de Asia. El área más importante de su estrategia continúa siendo la de los microprocesadores, pero también está buscando construir nueva capacidad propia para la fabricación de memorias emergentes, y no se descarta que busque localizaciones dentro de la UE.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital