Nuevo propietario para la primera fábrica de memoria 3D XPoint

  • Noticias y Actualidad

Intel_3D XPoint_Optane_Memoria_2

Se acaba de anunciar la intención de Micron de vender su fábrica de memoria 3D XPoint al fabricante de chips Texas Instruments, por un valor de 900 millones de dólares. Con ello la marca da un paso más para abandonar la fabricación de este formato de memoria para centrarse en las tecnologías NAND Flash, lo que por ahora deja a Intel como único fabricante mundial de los chips utilizados en la memoria Optane.

La andadura conjunta de los fabricantes Micron e Intel comenzó en 2015, con la creación de los primeros chips de memoria 3D XPoint, que dieron lugar a la memoria Optane, que adoptó los formatos de SSD y módulos DIMM. Esta tecnología, superior en rendimiento y en coste a la memoria NAND Flash, se ha empleado como caché auxiliar para acelerar plataformas de computación y almacenamiento HDD, y también como sustituto o complemento de la DRAM, o para los sistemas de almacenamiento en lo que se exige el máximo rendimiento. Desde entonces la tecnología ha evolucionado mucho, pero su elevado coste y sus escasas ventas terminaron por desanimar a Micron, que ahora está desprendiéndose de su línea de fabricación y negocio 3D XPoint para centrarse en la memoria 3D NAND.

Comenzó en 2018, con la ruptura de su colaboración con Intel, tras la que Micron se quedó con la fábrica Lehi, situada en Utah, donde se producían estos chips. Posteriormente, la empresa anunció sus planes para dejar de fabricar esta tecnología, y el pasado mes de marzo paró las operaciones y puso en venta las instalaciones. Ahora, se acaba de anunciar que el fabricante Texas Instruments tiene intención de adquirirlas, por un costo de 900 millones de dólares.

A esto se sumarían otros 600 millones que Micron espera recuperar por la venta de ciertas herramientas especializadas, mientras que otros equipos se enviarán a las demás fábricas que tiene la marca en otras ubicaciones. Esto acaba con las diferentes iniciativas lanzadas por Micron para abordar un mercado de memoria 3D XPoint que nunca terminó de despegar, ya que los consumidores optaron por otras tecnologías, y el exiguo mercado de centros de datos quedó prácticamente en manos de su ahora competidor, Intel.

Así, la fábrica de Utah se convirtió en un agujero económico que solo el año pasado le hizo perder 400 millones de dólares en costos, por lo que la venta era inevitable. Aunque, según comentan los expertos, el comprador actual no tiene intención de abordar la fabricación de 3D XPoint, sino que está interesado en el desarrollo de diferentes productos analógicos y lógicos basados en obleas de 300 mm.

Aunque no se ha confirmado todavía, se prevé que la operación se complete para finales de este año, una afirmación que parece tener base, ya que Texas Instruments ya está buscando empleados para la fábrica. Por su parte, Intel necesitará construir nuevas instalaciones para satisfacer la demanda de sus productos Optane, por lo que se esperan anuncios en este sentido a corto o medio plazo.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.