El mercado de infraestructura y servicios en la nube modera su crecimiento

  • Noticias y Actualidad

Cloud hombre manos nube

Durante el segundo trimestre de este año el gasto de las organizaciones en infraestructura de computación y almacenamiento en la nube se ha reducido un 2,4% con respecto al año pasado. Aunque es la primera disminución tras 18 meses seguidos de crecimiento, los expertos destacan que es difícil superar el gran auge ocasionado por la pandemia, y estas cifras no representan un indicio de tendencias negativas a más largo plazo.

Antes de 2020 el mercado de la nube mostraba un crecimiento saludable, pero con la irrupción de la pandemia sus cifras se dispararon, y en el segundo trimestre del año pasado se registró un inusitado crecimiento interanual del 39,1%. Desde entonces, los ingresos de los proveedores cloud han seguido creciendo a medida que las empresas han ido adoptando servicios en la nube para apoyar el teletrabajo y la transformación digital.

Según las cifras recogidas en el último estudio de IDC, esta tendencia se ha mantenido durante seis trimestres consecutivos, hasta el segundo cuarto de 2021, cuando el gasto ha descendido un 2,4% interanual hasta 16.800 millones de dólares. Mientras tanto, el mercado de infraestructura no basada en la nube ha crecido un 3,4% interanual, alcanzando 13.400 millones de dólares. Esto supone un cambio considerable con respecto al descenso del 7,2% que se produjo en el segundo trimestre del año pasado, cuando muchas empresas paralizaron el gasto en infraestructuras para sus propias instalaciones.

Volviendo al gasto en la nube durante el segundo cuarto de 2021, el segmento de infraestructura cloud compartida vio un descenso del 6,1% interanual, aunque creció un 17% con respecto al primer trimestre de este año. Pero de nuevo estas cifras aparentan ser más contenidas por la comparación con el gran desempeño del mercado en el segundo trimestre de 2020, cuando este segmento creció un 55,5% interanual.

Por ello, los analistas de IDC puntualizan que las discrepancias que se han producido en este período se deben a los eventos excepcionales ocurridos hace un año, y no a un cambio de tendencia trascendente. Opinan que la demanda de infraestructura en la nube compartida superará a la infraestructura no basada en la nube el año que viene. Por su parte, la infraestructura de nube dedicada vio un amento del 7,8% interanual durante el segundo trimestre de este año, alcanzando 4.900 millones de dólares, y un 46,5% se implementó en el cliente local.

De cara a este año, las previsiones de IDC son que el gasto global en infraestructura cloud crecerá un 12% interanual hasta 74.300 millones de dólares. La infraestructura de nube compartida crecerá un 11,1% (51.400 millones) y la infraestructura de nube dedicada crecerá un 14,1% (22.800 millones). Por su parte, el segmento de infraestructura no en la nube aumentará en general un 2,7% hasta 58.900 millones, después de dos años seguidos de descenso.

De cara al futuro, ICD pronostica que el mercado de infraestructura y servicios en la nube seguirá creciendo a una CAGR del 12,4% entre 2020 y 2025, para cuando podría alcanzar un valor de 118.800 millones de dólares. Según sus previsiones, esto supondrá un 67,3% del gasto total en infraestructura de computación y almacenamiento. Para entonces, la nube compartida representará el 69,9% del mercado, después de crecer a una CAGR del 12,4% en estos años, y la nube dedicada lo hará a una tasa interanual del 12,3%. Y la infraestructura no vinculada a la nube comenzará una etapa de recuperación este año, aunque los expertos creen que el gasto se estabilizará en estos años, creciendo a una CAGR de solo el 0,1% hasta 2025, alcanzando un valor de 57.700 millones.