Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto en infraestructura en la nube supera el de la TI tradicional

  • Noticias y Actualidad

Infraestructura

Durante el segundo trimestre de 2020 las organizaciones han profundizado aún más en la adopción de las tecnologías cloud, continuando con la tendencia que venía desarrollándose desde hace varios años. Como resultado, el gasto en infraestructura en la nube ha crecido más de lo esperado, logrando superar al de la TI tradicional, que ha descendido.

Según el último informe presentado por la consultora IDC, en el segundo trimestre del año el gasto en infraestructura TI en la nube ha seguido creciendo, a pesar de las dificultades causada por la pandemia. Sus cifras indican que, en general, las empresas han incrementado sus inversiones un 34,4% con respecto al año pasado, mientras que su gasto en TI tradicional ha seguido descendiendo un 8,7% interanual.

Para los analistas, este comportamiento muestra la respuesta del mercado a los ajustes que se han realizado en las actividades comerciales, educativas y sociales a causa de la pandemia. Destacan que la infraestructura en la nube desempeña un papel importante en estas estrategias, ya que es la base en la que se sustentan las tecnologías digitales que han adoptado las empresas para seguir funcionando durante el confinamiento. Por ejemplo, las herramientas de colaboración, los eventos virtuales, el entretenimiento, las compras online, la telemedicina y la educación a distancia.

En este progreso, la nube pública ha tenido el papel principal, y el gasto en este segmento ha aumentado un 47,8% en el segundo trimestre, llegando a unos 14.100 millones de dólares. Esto le ha permitido superar por primera vez al gasto en la infraestructura tradicional. Por su parte, el gasto en la nube privada creció un 7% hasta 5.000 millones de dólares, un segmento en el que las nubes privadas locales representaron el 64,1% del total.

Estas cifras hacen pensar a los analistas que el mercado de infraestructura de hardware ha llegado a un punto de inflexión, y a partir de ahora la infraestructura de la nube seguirá dominando a la TI no en la nube. De hecho, el pronóstico para todo 2020 es que la primera categoría tendrá una participación del 54,8%, mientras que la segunda representará el 45,2% del total. Esperan que el gasto en la TI para la nube pública se desacelere en la segunda mitad del año, pero aún así aumentará un 16% interanual hasta 52.400 millones de dólares. En cuanto a la nube privada, también desacelerará su crecimiento en la segunda mitad del año, y cerrará 2020 con un tímido crecimiento del 0,3%, llegando a unos 21.500 millones de dólares.

De cara a los próximos años, IDC pronostica que el mercado de TI en la nube crecerá a una CAGR a cinco años del 10,4%, pudiendo alcanzar unos 109.300 millones de dólares en 2024. Para entonces se espera que represente el 63,6% del gasto total en infraestructura TI, y los centros de datos de la nube pública representarán el 69,4% de este volumen, después de crecer a una CAGR del 10,9% en este período. Por su parte, el gasto en infraestructura para la nube privada crecerá a una CAGR del 9,3%. Y en lo que se refiere a la TI tradicional, no relacionada con la nube, los analistas de IDC prevén que se recuperará a partir de 2020, pero seguirá descendiendo a una CAGR del 1,6% hasta 2024.