Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto en infraestructuras TI en la nube creció en el cuarto trimestre de 2019

  • Noticias y Actualidad

cloud nube camino

Las cifras finales de la industria, publicadas por IDC, indican que durante el cuarto trimestre de 2019 el gasto en infraestructuras de TI en la nube creció un 12,4%. Gracias a esto se pudo cerrar el año en positivo, dando una muestra de que la fuerza del mercado de servicios en la nube sigue impulsando el gasto de la industria en la infraestructura subyacente.

El cómputo general del mercado de infraestructuras de TI en la nube durante el año pasado fue positivo, gracias a que durante el cuarto trimestre el gasto aumentó un 12,4% interanual hasta unos 19.400 millones de dólares. Estas cifras incluyen las inversiones en servidores, almacenamiento empresarial y conmutadores ethernet para entornos de la nube, tanto pública como privada, y han supuesto un soplo de aire fresco para una industria que llevaba dos trimestres viendo descender los ingresos.

Finalmente, gracias a esta mejoría trimestral el gasto en TI de la nube logró cerrar el año con un crecimiento interanual del 2,1%, llegando hasta unos 66.800 millones de dólares. Al mismo tiempo, como indican las cifras de IDC, el mercado general de infraestructura TI registró unas cifras más tímidas, creciendo solo un 3,3% año a año hasta los 38.100 millones de dólares, y cerró el año con un descenso interanual del 1,1% (134.400 millones). Esto se debió al mal comportamiento de las ventas en el mercado de infraestructuras TI no relacionadas con la nube, que descendieron un4,6% en el último trimestre, hasta los 18.700 millones de dólares, cerrando 2019 con un descenso interanual del 4,1% (67.700 millones de dólares).

Analizando las ventas de TI para la nube en el último trimestre del año pasado, IDC destaca que el crecimiento se vio impulsado sobre todo por el segmento de la nube pública, que creció un 14,5% hasta los 13.300 millones de dólares, mientras que la TI para la nube privada creció un 8,2% hasta 6.100 millones. Esto supone que la TI para la nube pública cerró el año con un crecimiento de solo el 0,1%, alcanzando unos 45.200 millones de dólares, mientras que la nube privada aumentó un 6,6% hasta unos 21.600 millones.

A pesar de que los analistas detectan una mayor volatilidad trimestral en el gasto de la TI en la nube, un segmento que depende sobre todo de unas pocas compañías que operan instalaciones hiperescala, están convencidos de que a partir de ahora el gasto en TI en la nube va a superar al destinado a la TI no en la nube. Una vez superado el punto medio del mercado general, situado actualmente en el 49,7%, se espera que para el año 2024 el porcentaje de participación de la ti en la nube crezca hasta el 60,5%.

Para IDC, los tres segmentos principales del mercado seguirán creciendo, pero destacan el rápido aumento interanual que experimentaron las plataformas de almacenamiento en el cuarto trimestre, una categoría que creció un 15,1% secuencial hasta los 6.600 millones de dólares. Mientras tanto, los servidores crecieron un nada desdeñable 14,5% (10.800 millones) y los conmutadores Ethernet redujeron sus ingresos un 3,9% (2.000 millones). A nivel interanual, los conmutadores Ethernet fueron los que más crecieron, aumentando sus ventas un 5% en total (8.200 millones), seguidos por las plataformas de almacenamiento (1,9%, hasta 23.100 millones), y los servidores (1,5% hasta 35.500 millones).