Los fabricantes de servidores prevén una escasez de componentes si la epidemia se prolonga en China

  • Noticias y Actualidad

servidor pyme infraestructura

En lo que va de año el mercado de servidores solo ha experimentado un ligero retraso en los envíos a causa de la epidemia del coronavirus en China. Pero los fabricantes temen que, si el brote no puede controlarse a lo largo de mes, la cadena de suministro de componentes podría verse comprometida, lo que generaría una escasez de elementos fundamentales para fabricar los equipos.

La industria tecnológica en general está comenzando a notar los efectos de la escasez de personal en las fábricas de China, debido a las restricciones impuestas para controlar el brote del COVID-19. Hasta ahora, los proveedores de servidores han podido apañarse con el inventario de componentes propio y de sus principales proveedores, pero estos están comenzando a agotarse, y temen que pueda producirse una escasez de elementos fundamentales para fabricar sus productos.

Según afirman diversas fuentes en la industria, si no se logra controlar esta epidemia antes de finales de marzo, algo muy poco probable, la cadena de suministro de componentes para servidores se verá seriamente afectada, provocando un grave impacto en la capacidad de producir equipos para buena parte de la industria. Esto se debe a que el inventario que habían preparado las marcas en previsión del parón que generalmente se produce durante el año nuevo chino se está acabando.

Además, señalan que la acumulación de inventario y la producción llevada a cabo durante este período vacacional estaba destinada a los pedidos de grandes operadores de centros de datos de Estados Unidos, principalmente. Así, los grandes ODM de servidores han logrado posponer las consecuencias derivadas de la escasez de trabajadores en las fábricas chinas por el virus. La mayoría de ODM de servidores y fabricantes de componentes han podido aumentar la tasa de producción en sus fábricas chinas entre un 50% y un 70% tras las vacaciones del año nuevo chino, logrando un mejor desempeño que otros fabricantes, como los de PCB.

Pero esto ya no basta para frenar el impacto que ya están comenzando a sufrir otras industrias tecnológicas. De hecho, se prevé un período de escasez que comenzará a notarse en la base de la cadena de suministro. Concretamente, en los materiales químicos empleados en la fabricación de componentes electrónicos, ya que gran parte de la industria recurre a pequeños proveedores chinos, que ahora están teniendo problemas para reanudar la producción. Esto se debe a que no cuentan con medidas para garantizar la protección frente al virus, por lo que no reciben la aprobación de las autoridades locales.

A pesar de que numerosos proveedores de componentes podrían tener problemas para continuar suministrando productos a los fabricantes de servidores, los expertos esperan que este impacto tenga poco recorrido, y que se recuperare la normalidad a corto plazo. Aunque de momento los envíos de servidores podrían caer más de un 10% durante el primer trimestre de 2020, con respecto al último cuarto de 2019.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.